Importadora cuencana MMC da un giro a su negocio

De construcción, importadores se pasaron a bioseguridad

Henry Cedillo, socio de MMC, informa gestión y muestra los productos. XCA

Traen al país mascarillas, cajas esterilizadoras, cubre zapatos, termonebulizadores y más


Los cuencanos Daniela Monsalve, Francisco Moreno y Henry Cedillo unieron sus ahorros y hace dos años crearon la empresa “Importadora Comercial MMC” que inició con bisutería y maquinaria, hoy su negocio dio un giro total por el Covid-19 e inició la importación de productos de bioseguridad.

No fue un cambio sencillo, implicó una modificación radical, desde postergar por un tiempo la importación de más maquinaria, puertas y seguros digitales, entre otros materiales para la construcción qua ya estaban proyectados, hasta reacomodar su presupuesto para orientarlo a mascarillas, cajas esterilizadoras, zapatones, termonebulizadores y otros.

Pero quizás la parte más delicada de este cambio de timón fue la formación y capacitación en el manejo de materiales de bioseguridad.

Una parte de los productos importados y que hoy se comercializan en Cuenca como los zapatones o protectores de calzado. XCA

Henry Cedillo Guaraca, de 35 años, socio de MMC, explica que no se trata solo de vender, sino de saber lo que se vende, conocer su: origen, calidad (pero que ésta sea comprobada), resultados y, ante todo, las certificaciones y avales que tiene y qué organismos las emiten “porque es un tema de vida o muerte, entonces no se puede tomar a la ligera, se debe usar lo correcto”.

Esta empresa no está en contra de las mascarillas artesanales, ni de ningún otro tipo, pero si invita a la población a que antes de comprar alguna, primero investigue no solo si es hecha con tela anti fluido, sino una serie más de características.

Si cumplen con: normas locales, Registro Sanitario (9194-DME-0620), INEN, MIPRO, si tienen cinco capas y bordes termosellados (no cocidos), si las cuatro capas son de polipropileno y la una de poliéster, si tienen doble goma de sujeción elástica sin látex, un clip nasal de aluminio, son hipoalergénicas.

Y, fundamentalmente, que le demuestren (con documentación) sin son resistentes a la penetración de sólidos y líquidos.

Bajo estas consideraciones, esta importadora invirtió en la compra de mascarillas KN95 FFP3 y otros productos para venderlos al por mayor y al por menor desde su local en la Luis Cordero.

Dentro de las novedades en el portafolio de esta compañía constan los “zapatones”

Entre lo novedoso del portafolio de esta importadora constan las cajas esterilizadoras de mascarillas que, según explica Henry Cedillo, se la puede llevar incluso en el auto; es una para cada hogar, es decir, no debe comprarla cada miembro de la familia.

Esta caja (la lámpara) tiene 10 mil horas de vida útil, lo que le daría una aplicación para más de un año.  Es que puntualiza que este tipo de mascarillas no deben ser lavadas o rociadas de alcohol.

Además, muestra los zapatones o cubre zapatos (dos dólares el par) de silicona, para adultos y niños, es un producto reutilizable para uso diario.  Y otros artículos de bioseguridad.

Henry Cedillo es graduado en Comercio Internacional por la Universidad San Martín de Porres, de Perú. (I)