Las clases empiezan con los profesores exigiendo sus pagos atrasados

Imagen referencial de diario UNO.

Redacción El Mercurio Web – EFE |

El año lectivo 2020-2021 ha iniciado este martes 1 de septiembre en la Sierra y en la Amazonía en medio de la pandemia del coronavirus y con los profesores exigiendo el pago de sus salarios atrasados de parte del Gobierno Nacional.

Las clases han empezado bajo la modalidad virtual y con una importante migración de los alumnos del sector privado al sistema fiscal a causa de la profunda crisis económica derivada de la COVID-19.

La incertidumbre marcó la víspera del comienzo del año lectivo dado que la Asociación de Trabajadores de la Educación UNE Cuenca y algunas unidades educativas habían advertido con no iniciar las clases porque los profesores no han cobrado los sueldos de los meses de julio y agosto.

Sin embargo, la calma volvió parcialmente al finalizar la tarde de este lunes 31 de agosto, pues el Gobierno ha cancelado a última hora los salarios correspondientes al mes de julio, una información proporcionada a este Diario por Cristian Cobos, coordinador de Educación de la Zona 6. Pero aún falta el pago agosto, por lo que la zozobra continúa en los maestros.



El gremio ha pedido asimismo que se reintegre a los docentes cesados y se extiendan los planes gratuitos de telefonía celular a los estudiantes y docentes.

La Red de Maestros, gremio que agrupa a los docentes a nivel nacional, también reclamó por la falta de pago de los salarios.

El Ministerio de Educación puso a disposición de los centros educativos tres modalidades para el nuevo año lectivo: en línea, virtual y en casa o «homeschooling».

La primera se diferencia de la segunda en que las clases son sincrónicas, mientras que la virtual abarca reuniones telemáticas esporádicas.

La ministra de educación, Montserrat Creamer, había asegurado que la vuelta a las aulas se dará cuando las infraestructuras de los colegios estén preparadas y se tenga la certeza de que los protocolos de bioseguridad se van a cumplir.

La titular de Educación reveló que hasta finales de agosto se contabilizaban 111.000 nuevos escolares matriculados en el sistema fiscal (público), la mayoría en educación inicial, y que se han realizado 50.000 traslados del sistema privado al fiscal.



Este año, el sistema de matriculación extraordinaria para alumnos del sistema público se inicia el 7 de septiembre y se extenderá hasta el 14 de enero, informó el Ministerio.

Tras el cierre del plazo de matrículas ordinarias el pasado 10 de agosto, se contabilizaron 56.000 estudiantes de instituciones educativas particulares que se cambiaron a centros fiscales.

Se estima que en relación al anterior año escolar se ha producido un aumento del 16,4 por ciento de alumnos que estudiaban en centros privados que se cambiaron al sistema público de enseñanza, se supone que por razones económicas.