Con la mira en el regreso a las aulas inicia el año escolar 2021-2022

Estudiantes del colegio Manuel Cordóva Galarza, que regresan a la presencialidad. Andrés Mazza/El Mercurio

Este miércoles 1 de septiembre arranca el nuevo año escolar 2021-2022 en la Sierra y Amazonía. Un poco más de un millón y medio de estudiantes se matricularon en las instituciones fiscales, fiscomisionales y particulares.

En el caso de Azuay, 182.395 niños y jóvenes son parte de este nuevo ciclo lectivo que se inauguró en el colegio Manuel Córdova Galarza, de la parroquia Baños.

De acuerdo con al calendario del Ministerio de Educación, este año habrá dos quimestres: el primero finalizará el 1 de febrero de 2022 y el segundo iniciará el 7 de febrero y se extenderá hasta el 1 de julio de 2022.

En Azuay hay 280 planteles educativos que tienen aprobado su Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), el cual es un requisito para el retorno progresivo de los estudiantes a las aulas, pero muy pocos volverán a la presencialidad.

En algunas zonas rurales, los directivos ya planifican un regreso progresivo a la presencialidad, es el caso de Victoria del Portete y Quingeo, en donde se encuentran las Unidades Educativas del Milenio. Estas instituciones ya experimentaron con ese modelo en el año lectivo anterior.

El inicio del año lectivo y el regreso a la presencialidad ha generado muchas dudas en padres y madres de familia, principalmente sobre el uso del uniforme, la compra de útiles, el acceso a plataformas digitales y las medidas de bioseguridad.

la Coordinación zonal 6 del Ministerio de Educación aclaró que las instituciones educativas no pueden exigir la compra de uniformes completos y pidió que las listas de útiles estén acorde a la realidad económica actual.