Glenda Morejón y Paola Pérez entrenan juntas rumbo a París 2024

Paola Pérez y Glenda Morejón comparten un entrenamiento en la pista Jefferson Pérez, en Miraflores. Foto Juan Matute

Tokio pasó a ser parte de los recuerdos inolvidables que deja el deporte. Ahora el equipo de Julio Chuqui se enfoca en París 2024 luego de unas semanas de oxigenación donde primaron los encuentros familiares, las conversaciones informales, el almuerzo o café entre amigos…

“Somos seres humanos, también nos tensionamos, también nos presionamos”, dice Chuqui y añade que en toda planificación siempre es importante tratarle al deportista como un ser bio-psico-social.

Esta semana retornaron a su laboratorio: la pista Jefferson Pérez. Privilegian un trabajo de iniciación para fortalecer diferentes segmentos musculares, la resistencia aerobia, la resistencia general, etc.

Chuqui resalta esta etapa introductoria porque es fundamental que la mente, así como los diferentes órganos y sistemas se recuperen y vayan de nuevo estimulándose para las nuevas cargas.

Glenda Morejón y Paola Pérez ahora entrenan juntas y se les nota motivadas. Juan Matute, esposo de la “Piru”, confirma que las marchistas mantienen una buena amistad incluso cuando entrenaban con distintos cuerpos técnicos.

En los Juegos Olímpicos de París 2024 la marcha se desarrollará en 20 y 35 km, mujeres y varones. Pérez se convirtió en la mejor atleta del país en Tokio 2020+1 y la atleta femenina ecuatoriana con mejor resultado en la historia de los Juegos Olímpicos merced a su noveno lugar en los 20 km.

El primer mesociclo de entrenamiento (iniciación) terminará en tres semanas. Hasta entonces Paola espera tener definida la distancia a la que dedicará toda su atención. De momento se inclina por los 35 km con el antecedente de haber competido 50 km en 4h12m56s.

Sus primeros exámenes internacionales serán el próximo año: la Copa Mundo de Marcha, el cuatro y cinco de marzo en Muscat, Omán; y el Campeonato Mundial de Atletismo, del 15 al 24 de julio en Eugene, Estados Unidos.

ESCUCHE a Paola Pérez, marchista olímpica

Morejón también será parte de los mismos, aunque este año tiene dos objetivos a corto plazo: el Sudamericano U23 de Guayaquil, el 16 y 17 de octubre; y los Juegos Panamericanos Juveniles de Cali, Colombia, del 25 de noviembre al cinco de diciembre.

ESCUCHE a Glenda Morejón, marchista olímpica

Chuqui anticipa que en el primer evento no forzarán a Morejón a conseguir una buena marca o a fijar un récord. El objetivo es marchar en 1h32m. “Si ese tiempo se ajusta y da para una medalla, en buena hora”. Los dardos apuntan al certamen caleño donde planifican marchar por debajo de la 1h30m.

El entrenador cuencano señala que, como docente, intenta ensamblar su metodología al trabajo acumulado por el deportista con sus anteriores cuerpos técnicos. Es así que antes de trazar la planificación de Morejón, analizó con la deportista algunos detalles como la cantidad de kilómetros que desarrollaba a la semana.

Para Chuqui los objetivos deben ser medibles y cuantificables. Por eso en 2022 prevén marchar en 1h28m más/menos un minuto, para en los Juegos Olímpicos de París 2024 intentar mejorar la marca personal de 1h25m.  

“La olla de presión no funciona en el deporte. Desde que mi abuelita cocinaba el mote, cuando amanecía cocinándose en olla de barro a fuego lento, qué sabroso que era al siguiente día. Nosotros por apuro cocinamos en olla de presión, el sabor no es el mismo. Entonces, el deporte es proceso, etapa a etapa, para que después, con la bendición de Dios, se den los resultados”. (BST)-(D)

ESCUCHE a Julio Chuqui, entrenador cuencano