Lasso ve “injusticia” en amnistías a los procesados por protestas en Ecuador

El presidente Guillermo Lasso. Presidencia

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, consideró este jueves que la Asamblea Nacional (Parlamento) “cometió un acto de injusticia” al amnistiar a 268 personas, entre ellos indígenas, activistas y defensores ambientales, procesados por la Justicia por presuntos delitos en protestas sociales.

Desde Santiago de Chile, donde el mandatario ecuatoriano se encuentra para asistir el viernes a la investidura de su homólogo chileno Gabriel Boric, Lasso manifestó en redes sociales que “el legítimo derecho a la protesta no puede afectar a otros”.

El presidente ecuatoriano se refirió más explícitamente a la amnistía decretada para 60 procesados por la ola de protestas que vivió el país en octubre de 2019 y que tuvo su epicentro en el casco antiguo de la capital, con la sede de la Contraloría incendiada por los manifestantes.

“Olvidaron Quito en llamas. Familias que perdieron negocios, periodistas agredidos, personas violentadas. Respaldo a los quiteños y a la fuerza pública ante la decisión”, expresó Lasso en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Las amnistías fueron aprobadas por el pleno de la Asamblea en una sesión que culminó en la madrugada de este jueves, gracias a los 99 votos a favor de los 125 parlamentarios presentes en la cámara.

Además de los 60 procesados por las protestas de octubre de 2019, el mayor grueso de amnistiados son 153 que estaban procesados por protestas en defensa de territorios comunitarios, mientras que 43 son defensores ambientales y otros 12 habían sido criminalizados por administrar justicia indígena.

Entre los beneficiados por esta decisión del Legislativo está Leonidas Iza, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la mayor organización de nativos de Ecuador, así como a la prefecta de la provincia de Pichincha, Paola Pabón, y varios “defensores del agua”.

Precisamente, Iza sostuvo en redes sociales que con esta amnistía “se reivindica la lucha social, el derecho a la resistencia y la democracia” y remató con que “la lucha contra el neoliberalismo continúa”.

Si bien la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, opinó que las amnistías “van a reconciliar” al país, esta decisión puede ser un impulso para nuevas protestas en un momento donde el Gobierno de Lasso intenta sacar adelante importantes reformas en materia laboral y de la seguridad social. EFE