Johana Ordóñez responsabiliza a la FEA de no estar en la selección nacional de marcha para el Mundial

Por el cierre de vías Johana Ordóñez no puede retornar a Guayaquil y entrenada en diferentes sectores de Cuenca como el Parque de La Madre.

Segura de ser merecedora de un cupo al Campeonato Mundial de Estados Unidos, la marchista Johana Ordóñez señala al presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), Manuel Bravo, como responsable de no incluirle en la nómina para el visado. A través de diferentes medios de comunicación y en sus mismas redes sociales exige respuestas concretas.

Ordóñez considera, además, que hubo injusticia al no incluirla en la nómina para los Juegos Bolivarianos de Valledupar cuando tiene la mejor marca del año en 20 km. Discrepa la presencia de la imbabureña Karla Jaramillo, quien junto a la azuaya Magaly Bonilla fueron seleccionadas para ir a Colombia como representantes del Ecuador en la marcha atlética.  

La FEA ampara sus decisiones en los “Criterios de Selección 2022” notarizados. Entre la tercera y cuarta página de dicho documento se detalla que a Valledupar clasificarán “El/la atleta mejor ubicado en el Campeonato Mundial de Marcha por Equipos 2022” y “El segundo cupo se otorga al atleta, de acuerdo a su rendimiento deportivo en la temporada 2022”.

Ecuador no presentó equipo femenino de 20 km en el Mundial. En 35 km la mejor ubicada fue Glenda Morejón, seguida de Paola Pérez, Magaly Bonilla, Karla Jaramillo y Johana Ordóñez. En adelante, las dos primeras no participaron en ningún evento.

Las tres restantes reaparecieron en España (10 km), además, Bonilla lo hizo en Dudince (35 km); y Ordóñez en La Coruña y Podebrady (20 km) donde estableció la mejor marca del Ecuador en 20 km en lo que va del 2022.

Con respecto al Mundial, la FEA no revela aún la nómina. Este miércoles 29 de junio la World Athletics publicará el ranking de los atletas que mediante puntaje podrán ser considerados por sus federaciones en caso que los deportistas con marca no logren completar los cupos disponibles por prueba, que en el caso de la marcha son tres en 20 y 35 km, damas y varones.

Ordóñez nació en Guayaquil, pero hizo toda su carrera deportiva en Cuenca. Este año decidió federarse por Guayas, según dijo, para impulsar la marcha en dicha provincia. En estas últimas semanas realiza en la capital azuaya una base de entrenamiento junto con su coach Paquillo Fernández.

La otra versión

Manuel Bravo lamenta la situación y desmiente que haya sesgo en las decisiones que toma la FEA o que haya algún tipo de represalias. Como representante de una entidad nacional asegura que no puede salir al paso a declaraciones personales, más aún cuando ha recibido “insultos” en redes sociales, acusándole incluso de misógino “cuando no lo soy”.

Ante la versión de Ordóñez de que Bravo “no quiere recibirla”, la máxima autoridad del atletismo ecuatoriano indica que “jamás la he tratado mal por eso mismo no la he recibido porque entiendo que debió seguir los canales oficiales”.