Ritual en las aguas del mundo

Aníbal Fernando Bonilla

Anibal Bonilla

Luz de agua (Ediciones El Mono Armado, 2014), intitula el libro de María Ester Chapp, poeta argentina. Nada es fortuito en sus versos que brotan como brillantes estalactitas. Rasgos biográficos se funden con el artificio verbal plasmado en la evocación de la abuela y la madre, a través de un viaje prolongado de los antepasados, cuya remembranza transmuta barcos, exilios furtivos, antiguos refugios, pañuelos blancos, y el horizonte violeta: “mi casa este barco/ desde la tempestad/ alumbra mi palabra/ mi tributo// en los pliegues del agua”. Así también, atraviesan los pasos lúdicos de aquella niña de cabellos rojizos, la juventud rebelada en 1968, los ríos (el Nilo, el Ganges, el Sena, el Tigris, el Tajo, el Dniéper, el Mississippi, el Paraná) centellantes del mundo. Hay un arraigado devenir bíblico con el Jordán, el Éufrates, Galilea y los salmos horadando como milagro y temblor. El acto de la escritura está contenido de otras huellas poéticas: Whitman, Rilke, Blake, Valéry, Holderlin, Nervo, Celan, Orozco, Paz, Vallejo, Neruda, Mistral, Vilariño, Y de variados territorios: Kiev, París, Venecia, Estambul, Benarés, San Francisco, y siempre Buenos Aires.

El alcance versal es de corta longitud física, aunque se desprende en su conjunto un ramaje de poemas largos, como “Ley mayor” y “Cuerpo de río”. Chapp profesa su mantra a partir de una enérgica voz lírica, catalizadora de ensoñación y firmamento: “mientras tiembla la tierra/ esculpo sobre máscaras/ el poema en el hueso/ el hueso en el poema/ (…)  oh poeta/ que inhalas manjares/ del crepúsculo/ cuando hablan los dioses al oído/ te vuelves hojarasca/ brizna galgo manantial”.

Se aprecia la limpieza textual y la sensación diáfana del hablante, en torno a la búsqueda incesante del torrente que en medio de la intemperie permita el sosiego y la desnudez escrita. Aunque los ríos se dividen y separan -como la vida y la muerte-, queda la mirada creadora para exaltar la herida y el regocijo transcrito “en rituales de agua”. (O)