Tarifa de agua depende de ahorro

ETAPA EP espera dejar de gastar 2.300.000 dólares en el 2020

Publicidad

Seis meses más se mantendrá el costo actual del agua potable en Cuenca pero esta decisión, tomada por el directorio de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP) a finales del 2019, no es definitiva. La banca internacional pide a la institución una actualización tarifaria para brindarle crédito.

ETAPA EP necesita el dinero de la banca exterior, principalmente del Banco Europeo de Inversiones, para contratar la planta de tratamiento de aguas servidas de Guangarcucho valorada en unos 60 millones de dólares, un crédito que la empresa no podrá pagar si no revisa sus cuentas.

De acuerdo con el gerente de la empresa, Jorge Espinoza, para evitar que el costo del agua se eleve en el primer semestre del 2020, se ha planteado al directorio un plan de austeridad y optimización de recursos con el que se prevé ahorrar unos 2.300.000 dólares.

Dicho plan consiste en abandonar el negocio de la televisión por cable que, según el gerente de Telecomunicaciones, Fabián Brito, registra pérdidas acumuladas por 7.500.000 dólares y le cuesta anualmente a la empresa 1.300.000 dólares. El dinero restante saldrá de la optimización de los gastos en agua potable por los que se espera un millón de dólares.

Actualmente el cliente paga en promedio 50 centavos por metro cúbico mientras que a la empresa le cuesta 1,35 dólares producirlo. El subsidio para el agua potable proviene de otros giros de negocio, especialmente de Internet con un 70 % del total de usuarios de Cuenca abonados a ETAPA EP. 

publicidad

El gerente explica que a nivel empresarial privado lo óptimo no es solo gastar menos, sino generar más ingresos, pero esta posibilidad es “bastante complicada” para la empresa debido a la competencia de otras marcas en la ciudad que van ganando terreno en el mercado. 

“Estamos actualizando el servicio pero esto solo nos permitirá retener los clientes que ya tenemos, difícilmente vamos a poder incrementar de manera importante el número de abonados a Internet”, informó el funcionario. 

El concejal Fabián Ledesma indica que la reducción de gastos “es el camino correcto para lograr un punto de equilibrio en una empresa que puede presentar pérdidas si seguía como estaba” pero no descarta un alza de tarifas.
 

El gerente general de ETAPA EP indica que si las medidas no surten el efecto deseado, la tarifa de agua potable deberá revisarse en julio de este año pero se tendrá en consideración que este ajuste se aplique “para los que más gastan”, esto es en relación con los metros cúbicos utilizados y el tipo de uso: residencial comercial o industrial. 

Sueldos y salarios

El plan de austeridad de ETAPA EP incluye la revisión de salarios, pero el ahorro por ahora es marginal. De acuerdo con el gerente general, Jorge Espinoza se reducirán los salarios del jerárquico superior en 7 %. Él gana 4.583 dólares y sus subgerentes 3.217 dólares. Con el ajuste pasarían a ganar 4.250 y 3.000 dólares en promedio.

Espinoza anunció que se han reducido 23 administraciones y 96 personas renunciaron, pero este ahorro bordea el 2,5 % de una nómina que cuesta 1.675.000 dólares al mes, ya que en ETAPA EP, por ejemplo, hay 150 analistas con un salario superior a 1.500 dólares y 39 servidores con sueldos de más de 2.000 dólares, todos con nombramiento definitivo. (JMM) (I)