- Publicidad -

Epigrafía

Catalina Sojos

Bajo los auspicios de la Prefectura Provincial del Azuay, Felipe Díaz Heredia publica un hermosísimo libro cuyo título llama la atención “Epigrafía y Escultura Patrimonial de Cuenca” y que pone de manifiesto ese lenguaje secreto y que pasa desapercibido al transeúnte. En magnífica edición y con una colección de fotografía inmejorable, la obra es una joya y se sitúa entre aquello que definimos como “libro objeto” pues así lo amerita. Impreso como un homenaje conmemorativo del Bicentenario de la Independencia de Cuenca que se celebrará este año, sus más de trescientas páginas recorren la historia, personajes, placas, monumentos, calles y plazas iluminando su memoria. Entonces nos encontramos con Gaspar Sangurima, la placa de la calle, las esculturas realizadas ¡los recibos del maestro! en fin una delicia para aquellos que amamos esta ciudad y su cultura. Cartas de Manuel J. Calle, su retrato, su monumento; fotografías únicas de Abdón Calderón, en fin, una verdadera contribución para la memoria visual e histórica. Ese patrimonio tangible e intangible que poseemos. Vaya la felicitación sincera para el autor y todos aquellos que contribuyeron a esta publicación inmejorable. (O)

Salir de la versión móvil