- Publicidad -
Inicio Cuenca Un libro ausculta la hacienda y más temas históricos

Un libro ausculta la hacienda y más temas históricos

Es la décima obra de la Cátedra Abierta de U. de Cuenca, contiene análisis y crónicas. “La hacienda azuaya y otros temas de nuestra historia regional” es el libro que, escrito por el historiador Manuel Carrasco, acaba de presentar la “Cátedra Abierta de Historia de Cuenca y su región”, proyecto de la Universidad de Cuenca que, con esta obra, completa el décimo libro que pública.

Manuel Carrasco, autor de la publicación, en la presentación de la misma, en el aula magna Mario Vintimilla. Cortesía

Es la décima obra de la Cátedra Abierta de U. de Cuenca, contiene análisis y crónicas.

La hacienda azuaya y otros temas de nuestra historia regional” es el libro que, escrito por el historiador Manuel Carrasco, acaba de presentar la “Cátedra Abierta de Historia de Cuenca y su región”, proyecto de la Universidad de Cuenca que, con esta obra, completa el décimo libro que pública.

La “Hacienda azuaya…” es un estudio de 63 paginas en el que que el autor desarrolla cómo se produjeron las concentraciones de tierras que, a partir de la colonia española, dieron lugar a la formación de las haciendas.

Las haciendas, unidades de producción económica agraria, según Susana Ramírez, citada por el autor, tuvieron una fase capitalista y otra feudal: propietarios e indígenas tenían una economía de autoconsumo y se vinculaban con el exterior mediante explotación de oro, alimentos o cascarilla (medicina para el paludismo).

En la región azuaya las haciendas fueron de menor extensión que en otras partes del país. Hacia los años 1960, la reforma agraria que entregó tierras a los indígenas y la producción industrial de alimentos y su importación marcaron el declive del poderío de las haciendas…

Además de este estudio, el libro de Carrasco contiene tres artículos sobre la importancia que tuvo para la ciudad y su economía la explotación de la cascarilla; también la lucha política y armada entre liberales y conservadores a finales del siglo XIX y principios del XX; y, los asesinatos por linchamientos ocurridos a presuntos “comunistas”, (en realidad maestros, funcionarios y aún médicos que hacían promoción social) por campañas contra los movimientos de izquierda que surgían en la época, agudizados por el temor de que eran movimientos contrarios a la religión”. (AVB)-(I)

DETALLE

Otras siete crónicas, entre ellas acerca de las ruinas de Dumapara (en Nabón) y la calle de las Herrerías completan esta obra.

Salir de la versión móvil