- Publicidad -
Inicio Región Este 26 de enero se cumplen 25 años de la guerra del...

Este 26 de enero se cumplen 25 años de la guerra del Alto Cenepa entre Ecuador y Perú

Guillermo Vélez, exoficial, integra “Cascos Azules”, organización mundial patrocinada por la ONU.

El cuencano, militar, Guillermo Vélez, habla del proceso de paz, asegura que no se han cumplido algunas promesas, pero que el camino sigue.(AZD)

ANIVERSARIO

Han transcurrido 25 años de aquel 26 de enero en que se desató la guerra del Alto Cenepa, este lapso ha servido para reflexiones en los dos países, Ecuador y Perú, sobre lo que representa la guerra, y sobre la necesidad de ir construyendo un proceso de desarrollo común, valorando la paz. Varios actos se han organizado n memoria de este aniversario.
Ayer en la Tercera División de Ejército Tarqui, hubo una emotiva ceremonia cívico-militar, por el vigésimo quinto aniversario de la gesta heroica, donde se rememoraron hechos que marcaron la historia de nuestro país.
El inmenso valor de La paz, se dimensiona sólo después de una guerra, así lo concibe Guillermo Vélez Feican, coronel del Ejército en servicio pasivo, autor del libro El Conflicto y la Paz, quien es un excombatiente de la guerra de Paquisha (1981), pero a la vez con una experiencia significativa en el proceso de integración tras la firma de la paz.
Los dos gobiernos han realizado una serie de acciones en los diversos campos, en el militar han habido reuniones, y de ellas no han estado al margen los veteranos de guerra o excombatientes.
Vélez, siendo comandante del Batallón 63 Gualaquiza, recibió a la delegación de Perú comandada por el coronel Castañeda, para avanzar en el proceso de la demarcación de la frontera, tras la firma de la paz. “Fue un acercamiento profesional muy hermoso, más cuando soy un convencido de que en la paz deben resolverse los problemas. Cuando se delimitó la Cordillera del Cóndor, sólo vinieron medidas de afianzamiento del acuerdo, siempre debíamos ser cuidadosos, habíamos firmado la paz pero no siempre fue aceptada por algunas respetables opiniones”, expresó.
Es el iniciador de la Unidad de Escuela de Misiones de Paz Ecuador (UEMPE), creada en el 2003, donde se forman los cascos azules ecuatorianos, muchos de los cuales están cumpliendo misiones en países que están en conflicto, como en Medio Oriente, en Cuba, y otros.
Bajo el concepto, “Unión Binacional de Veteranos de Guerra Ecuador-Perú”, por su labor con el Comité Mundial de Paz, representado en Ecuador por el obispo Jorge Acuña, fueron nominados en el 2019 al premio nobel de la Paz.(AZD)-(I)

Salir de la versión móvil