- Publicidad -
Inicio Cuenca Daños en escuelas emblemáticas

Daños en escuelas emblemáticas

USD 37.500 fue la inversión durante 2019 para mejorar infraestructura en distrito Norte.

Obras a medio acabar, juegos rotos, pupitres amontonados, alcantarillas en mal estado, sanitarios inservibles y goteras en los techos reflejan la mala nota del Ministerio de Educación en la escuela Juan Montalvo, que no es la única con estos problemas.

Unidades educativas emblemáticas como las escuelas Federico Proaño, Julio Matovelle, Francisca Dávila, Luis Cordero, Dolores J. Torres, o el colegio Herlinda Toral presentan daños similares.

La falta de recursos para la inversión en Educación es la principal causa de los problemas en la infraestructura de los planteles públicos.

El año anterior se destinó 37.500 dólares a mantenimiento para todo el distrito Cuenca Norte que tiene a su cargo cerca de 200 planteles, señala el director distrital Gustavo Sánchez.

De acuerdo con el funcionario, también hay problemas en la zona rural. Escuelas de Paccha, Soldados, Sigcho y Sinincay requieren intervenciones.

El estado de los planteles genera reclamos en padres y madres de familia como Victoria Cordero, de la escuela Juan Montalvo, quien sostiene que “estas no son condiciones para que estudien nuestros hijos”.

De acuerdo con Cordero los juegos rotos han causado accidentes a los niños y las condiciones de baños y alcantarillas han hecho que algunos espacios se conviertan en focos de infección.

Además, asegura que “cuando llueve la escuela se inunda, los pupitres están en mal estado y afuera de la institución hay consumidores de alcohol y drogas”.

Soluciones
El director distrital de Educación señala que esta semana iniciará la ejecución de obras en la escuela Juan Montalvo y espera que este mes se pueda intervenir en la Herlinda Toral.

Los terrenos de escuelas emblemáticas del Centro Histórico están en manos del Municipio y el distrito está a la espera de un comodato para intervenir en estos edificios.

“Vamos a coordinar estas acciones con los padres de familia para que todos se incluyan en esta gran labor de mantenimiento”, comentó.

Dicha coordinación incluye la autogestión a través de actividades que generen recursos a los comités de padres de familia y sean luego reinvertidos en las escuelas.

Según Sánchez, lo recaudado por los padres de familia llega a triplicar el monto de inversión destinado por el Gobierno al mejoramiento de infraestructura.

Pero esta colaboración también tiene sus limitaciones. Cordero indica que no todos los padres de familia cuentan con recursos para entregar cuotas y que los aportes son voluntarios por lo que no todos brindan su apoyo económico.

Los concejales Roque Ordóñez y Daniel García visitaron ayer la escuela Juan Montalvo y ofrecieron gestionar acciones desde el Municipio para mejorar las escuelas.

“Todo aporte es válido”, señala Cordero, quien pide una educación con dignidad para los niños de las escuelas públicas. (JMM)-(I)

Salir de la versión móvil