Cinco de cada 100 pacientes de cáncer son niños

El índice de supervivencia es del 70 %. En SOLCA médicos, familias y pacientes luchan contra esta enfermedad.

Publicidad

Son unos verdaderos luchadores” así define el oncólogo Emmanuel Guerrero a sus pacientes, niños que se enfrentan a diario a duras terapias para salvar su vida.

Hoy los pequeños guerreros tendrán un día distinto, verán una película, jugarán y tendrán una comida especial en medida de lo posible. En esta jornada ellos celebran su lucha, esto con motivo del Día Internacional del cáncer infantil.

El nivel de supervivencia de los niños con cáncer es de 70 %, Guerrero señala que en el hospital de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA) en Cuenca, los médicos, familiares y niños batallan a diario para que todos se curen.

El tratamiento no es fácil, la mayoría de los casos se presentan por leucemia, linfoma y tumores cerebrales, tipos de cáncer altamente invasivos y sin una causa aparente que permita su prevención.

Guerrero indica que el tratamiento consiste en quimioterapias “altamente tóxicas” que desgastan al paciente.

publicidad

Para mejorar su condición de vida, SOLCA les ofrece una atención integral que incluye psicología, nutrición, fisioterapia y actividades como títeres y juegos que le ayudan a enfrentar su dura realidad.

Los padres juegan un papel principal en la lucha. Marisela Figueroa, quien tiene a su hija en tratamiento contra la leucemia, es parte de las familias que batallan contra el cáncer de sus niños.

Indica que ha dejado de trabajar para dedicarse al cuidado de la pequeña, y que si bien los gastos se han multiplicado, la lucha por la vida de su hija no tiene precio.

De acuerdo con un estudio de la Fundación Cecilia Rivadeneira efectuado en Quito, Guayaquil, Portoviejo y Cuenca, 77 % de las madres ha dejado de trabajar por cuidar a su hijos a tiempo completo.

El estudio revela además que el 84 % de las madres acompaña a sus hijos al hospital de forma permanente, el 67 % de familias se ha endeudado para cubrir los costos del tratamiento y el 41 % del presupuesto de las familias de niños con cáncer se destina a salud.

El doctor Guerrero conoce de esta realidad e indica que en SOLCA se hace “todo lo posible” por suplir las necesidades económicas de las familias.

Asegura que el esfuerzo es grande pero la recompensa es aún mayor. El 66 % de los niños mantiene un estado de ánimo positivo durante el tratamiento según el estudio de la Fundación Rivadeneira y esto, según Guerrero, se refleja en los ojos de sus pacientes.

Al verlos y sentir esas ganas que tienen de seguir adelante a uno le hace valorar más la vida, son unos auténticos luchadores” señala el médico sobre la batalla diario de sus pequeños guerreros. (JMM) (I)