El cloro para fumigaciones sanitarias en los cantones y parroquias del Azuay se elabora en un taller

Personal de la Prefectura, en el área donde se produce el cloro para fumigar los espacios públicos. XCA
Publicidad

En coordinación con Gobiernos Parroquiales y municipio la Prefectura del Azuay rea­liza la desinfección de varios sectores de la pro­vincia, como parte de los esfuerzos institucionales por proteger a la pobla­ción azuaya, en aras de reducir el impacto de la pandemia del COVID 19.

Para este fin, y con la finalidad de reducir costos ante la gran cantidad requerida debido a la emergencia, el Gobierno Provincial del Azuay levantó un proyec­to con la idea de poder lle­gar a todos los sectores con apoyos que son esen­ciales y a costos reducidos.

El proyecto surgió ante la emergencia sanitaria y la necesidad de desinfectar espacios amplios como carreteras, veredas, can­chas y más.

Producimos hipoclorito de sodio in situ (cloro líquido), para ello se adquirió una máquina con electrones que permi­ten ionizar el agua suma­da a una porción de sal, lo que hace en lapso de 24 horas se obtenga el pro­ducto en una concentra­ción de 12.500 partes por millón, es bastante alta, explicó el técnico de la Prefectura, Jhony Tapia.

El producto es transportado en tanqueros para fumigar mediante mangueras. XCA

Se producen actual­mente 270 litros por día; producirlo directamente genera un gran ahorro, en el mercado común el litro de cloro está a 1.10 dóla­res aproximadamente, pero con este proceso se consigue esa misma canti­dad a un promedio de 7 centavos.

publicidad

Ya llevan producidos cerca de 5.000 litros. Para esto se adquirieron tres máquinas con las que se ejecuta un proceso semi industrial.

 

Ya se ha realizado la sanitización de las calles de las ciudades de Girón, San Fernando, Santa Isabel, Sígsig y Gualaceo, y las parroquias de Turi, Baños, El Valle, Ricaurte, Sinincay, Checa, Octavio Cordero, Tarqui, Victoria del Portete, Jima, San José de Raranga, entre otras, informó el prefecto Yaku Pérez.

Esta actividad busca minimizar la propagación del coronavirus; partiendo de la necesidad funda­mental de desinfectar espacios públicos y luga­res de tránsito de personas donde se podría concen­trar el virus.

En las máquinas se invirtieron unos 7.500 dólares y cada máquina procesa 90 litros diarios de cloro; el ahorro también viene para la institución al no tener que comprar el producto para fumigar espacios como el centro de acopio de Agrokawsay, la Casa de la Provincia y demás instalaciones del Gobierno Provincial.

El ingeniero industrial Jhonny Tapia, asegura además que hay otro beneficio, se evita utilizar las botellas plásticas, por­que el proceso se fumiga­ción se hace utilizando tanqueros y mangueras.

Uno de los primeros cantones donde se hizo la fumigación fue Girón, cuyo alcalde, José Miguel Uzhca expresó su agrade­cimiento al prefecto Yaku Pérez por los esfuerzos desplegados por la institu­ción para frenar la pande­mia. (AZD)-(I)