Confinamiento activa a compartir la cultura

Fernando Landívar, arquitecto, autor de las curiosidades del Archivo Histórico. Cortesía
Publicidad

La pandemia y el confinamiento activan la difusión de la cultura en la web: músicos en videos por Facebook, escritores liberan derechos para sus obras sean leídas, actores que se presentan en vivo en línea. Hoy se comparte un libro de historia de Cuenca.

Con aportes del antropolólogo e historiador Manuel Manuel Agustín Landívar y los suyos propios, el investigador Fernando Landívar ha distribuido por correo electrónico la obra “Curiosidades del Archivo Histórico de Cuenca”.

Es un documento con 125 citas temáticas  investigadas por el doctor Manuel Agustín Landívar (+) entre los miles de documentos que conserva el archivo y que corresponden a los siglos XVI al XIX: actas de cabildos, registros coloniales, libros de testamentos y matrimonios, etcétera.

La primera cita, extraída del libro de la fundación de Cuenca, en 1557, da cuenta de la jurisdicción de la ciudad: desde Tixán (hoy Chimborazo) hasta Loja, Zamora y el río Jubones; en otra, de 1592, cuenta que los españoles remataban cargos para que sean ejercidos años después por hijos que ese momento eran menores de edad.

Otro dato es del año 1800, con los nombres de las autoridades eclesiásticas de esa época: obispo, José Cuero y Caicedo; deán, Francisco Xavier de la Fita; arcediano, Manuel Vivanco; maestrescuela, Pedro Fernández de Córdova…

publicidad

A fines del siglo XVI, en las ventas predios se incluía a los indígenas que trabajaban; en 1814, el artesano Pablo Yanzahuano desarmó el púlpito de la catedral; también constan, en documentos capitulares (1885-1907) los inventarios de las imágenes religiosas de la hoy Catedral Vieja, El Carmen y otros templos. Esto entre los numerosos datos de interés. (AVB)-(I)

Dato

Un registro del año 1606 da cuenta que el tutor del adolescente Andrés Fernández, lo puso como oficial del sastre Juan Quiroz para que le enseñe el oficio por cuatro años.