La campaña #adoptaaunvarado ayuda en la distancia, dice en Miami su organizador

Un grupo de ciudadanos y residentes en Estados Unidos por el coronavirus. EFE/Giorgio Viera/Archivo
Publicidad

La iniciativa en redes sociales #adoptaaunvarado para facilitar comida, alojamiento, medicinas y pasajes aéreos a personas varadas en cualquier parte del mundo por la pandemia del SARS-CoV-2 está ayudando en la distancia, dijo a Efe este lunes su creador, el periodista ecuatoriano Galo Arellano.

«Se vale de las nuevas tecnologías y no necesita intermediario. Está ayudando a la gente en una situación extremadamente crítica», indicó Arellano, radicado en MIami y actualmente reportero de la cadena Univision.

El objetivo de esta campaña, que pretende aliviar la situación de «más de 50.000 personas varadas en el mundo», según Arellano, es «adoptar» a un varado y demostrarle que «a pesar de la distancia no está solo».

«Los protagonistas de este drama han publicado en estas plataformas sus necesidades más apremiantes. Contáctalos directamente a través de sus perfiles y envíales la ayuda inmediata», dice el mensaje de Arellano en Twitter, Instagram, Faceboook.

Ecuatoriano de origen, el activista cita el ejemplo de dos compatriotas suyos, de Guayaquil, que se quedaron sin dinero durante un viaje a Miami y estaban durmiendo debajo de un puente.

publicidad

A través de #adoptaaunvarado, la organización estadounidense National Comunty Services les consiguió alojamiento a dos primos de 29 y 31 años, dice Arellano.

Otro ejemplo es el del ecuatoriano Israel Ortiz, a quien una mano anónima ayudó a regresar a su país desde Argentina, pues le completaron el dinero para el pasaje aéreo.

«Lo publico en Twitter, por ejemplo, y un donante responde. Aquí se evitan intermediarios, nadie manipula el dinero«, comenta el activista.

Sobre la posibilidad de que ocurra algún timo, Arellano recomienda que se utilice el sentido común, aunque reconoce que «en una pandemia no nos queda más remedio que confiar. No hemos tenido ni un solo caso de timo hasta el momento», asegura.

Como creador del programa independiente «Ecuatorianos en el Mundo», Arellano tenía grupos de WhatsApp: «Cuando sucede la pandemia, estos grupos se activan y comienzo a recibir información de mis compatriotas atrapados por el mundo. Con ellos había argentinos, colombianos, peruanos, salvadoreños».

De acuerdo con el comunicador, «la situación se fue complicando».

«Era tanta la cantidad de mensajes que tenia de varados que conseguí una base de datos única. Entonces creamos el ‘hashtag’ (etiqueta) #adopta a un varado», narra sobre el comienzo de esta idea.

Entre los varados hay «mujeres embarazadas, ancianos, niños, personas con enfermedades». «Han quedado moral y emocionalmente muy mal, con el miedo a contagiarse» en los países donde se encuentran.

Arelleno, que desde enero que comenzó a coordinar la ayuda, apoyándose en 45 líderes de grupos de redes sociales, dice que para solucionar la situación con los varados hace falta un «corredor humanitario».

«De lo contrario no se va a por lograr la repatriación. Muchos de ellos (los varados) se encuentran en medio de estallidos sociales» en diferentes países.

«Ya tenemos escrita una carta para solicitar la intervención de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, se va a enviar entre hoy y mañana», adelantó el coordinador de la campaña.