Tres nuevas áreas protegidas están en análisis

En Cuenca se crearán tres Areas de Conservación y Uso Sustentable (ACUS). XCA

El Municipio de Cuenca creará Areas de Conservación y Uso Sustentable, denominadas como ACUS, con el objetivo de prohibir que haya minería en las zonas donde estén fuentes hídricas.

Y precisamente esta es la finalidad del proyecto de Ordenanza para la Protección de Fuentes Hídricas, el Aire Puro y la Biodiversidad, aprobado en el primero de dos debates, este martes, por el Concejo Cantonal de Cuenca.

De acuerdo con Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, una vez ratificada esta normativa municipal, las primeras tres ACUS en crearse serán: Mazán, Curiquingue-Gallocantana y Machángara.

Según Enma Galarza, ingeniera ambiental e investigadora en conservación de recursos naturales, entre estas tres áreas suman unas 3.200 hectáreas (ha), en las que hay, especialmente, bosques y parámos.

Esto es un avance histórico para la ciudad porque con esto prácticamente se dejan blindadas determinadas zonas para que nunca se permita que allí se hagan intervenciones mineras…”, detalló.

Galarza refirió que en estos lugares además de agua hay animales como lobos de páramo, pumas, osos andinos y cóndores. Estas dos últimas especies están en peligro de extinción.

publicidad

Aseguró que un estudio de la Universidad de Cuenca estableció que en este territorio viven unas 15 clases de anfibios, algunos de los que están considerados inclusive como únicos en el planeta.

A decir de Pedro Palacios, la municipalidad continuará con los procedimientos técnicos necesarios para que estos espacios sean incorporados por el Ministerio del Ambiente y Agua al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.


LEA TAMBIÉN: Cuenca está rodeada de cuerpos de agua 


De aprobarse esta ordenanza, esta delimitación territorial de conservación se incluirá en el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) y en el Plan de Uso y Gestión de Suelo (PUGS).

Para Xavier Barrera, concejal de Cuenca, esta reglamentación fortalecerá la planificación, administración, manejo, protección, control y vigilancia de las áreas naturales para garantizar el líquido vital en calidad y cantidad.

Los terrenos que están en Mazán, Curiquingue-Gallocantana y Machángara han sido adquiridos en su mayoría por la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP) para la conservación de fuentes hídricas.

A estas se suman otras áreas de protección que tiene la Empresa Electro Generadora del Austro (Elecaustro) en la cuenca del río Machángara, con una extensión de 16.291 ha.

El principal propósito de esta institución igualmente es conservar las condiciones naturales de los suelos de este sectores para cuidar el agua, además de servir para el consumo humano. (CSM)-(I)

ASPECTO LEGAL

Marco Balladarez, abogado y consultor en temas ambientales, recordó que con la consulta popular de 2018 se ratificó la prohibición de hacer minería en zonas que estén clasificadas como protegidas.

Para tener esta categorización deben constar en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador, que lo administra actualmente el Ministerio del Ambiente y Agua, que absorvió a la Secretaría Nacional del Agua (Senagua).

En el país hay varias zonas naturales que son tan importantes y tiene un riqueza en flora y fauna que es incalculable, pero no están en el sistema de áreas protegidas a nivel nacional, por lo que no están verdaderamente protegidas…”, señaló.