- Publicidad -
Inicio Actualidad La emisora FM88 conmemora 25 años de trayectoria

La emisora FM88 conmemora 25 años de trayectoria

Un medio de comunicación hoy con variedad de programas en diferentes horarios

Fernando Reino, locutor profesional, cuenta la historia de la emisora. ACR

La empatía entre locutor y oyente es la clave para el éxito


La emisora cuencana FM88 cumplió 25 años de trayectoria.  Los hermanos Fernando y Patricio Reino empezaron en septiembre de 1995 como un proyecto netamente familiar.

Iniciaron trabajando en el local de la avenida Huayna Cápac, la casa de sus padres, y con el pasar de los años se pasaron al edificio en donde hoy laboran, en la avenida Paucarbamba, que son estudios y oficinas propios, y las implementaciones más modernas.

Pero “los inicios en realidad, como todos, empezamos con dificultades económicas, con complicaciones en la parte de la infraestructura, porque no había un lugar apropiado ni tampoco había mucho dinero que se diga”, comenta Fernando, con su característica voz.

Lo fundamental para avanzar, dice, fue reunir a un grupo profesional para la emisora.

Uno de los primeros programas con el que iniciaron fue el que conduce hasta ahora Fernando Reino que es “Personalísimo”, de gran sintonía, y luego se fueron incorporando otro grupo de profesionales del mundo de la Comunicación.

Esta emisora se mueve en dos parámetros fundamentalmente, el entretenimiento que abarca música, programas deportivos e información.

La mañana inician con “Puntual Vital”, luego “Café 88”, los deportes en “Área 88”, “Personalísimo”, “Caída y Limpia”.

Regresa la segunda emisión de deportes en la tarde, programación musical “Radio Activos”, “Triple Sentido”, “Fanáticos” y “Campeones”, de ahí se viene el programa musical de versiones no comerciales con temas conocidos interpretados sobre todo en conciertos, en versiones diferentes.

Empresa radial en los tiempos actuales

“Hacer empresa radial en estos tiempos es un asunto bastante complicado pero creo que cuando uno tiene la pasión por esto, cuando uno ama la radiodifusión se vuelve mucho más llevadero”, expresa este locutor que empezó el oficio cuando tenía 15 años de edad.

Y sus inicios fueron del otro lado, es decir, como empleado “también creo que aprendí la necesidad de la gente que está del otro lado, como locutor, operador de los diferentes programas”.

Considera que “ha sido un tema difícil porque también se tienen que ir incorporando los asuntos tecnológicos que van cambiando permanentemente”.  Él empezó con el disco de acetato, cartuchos y otros sistemas, hoy todo lo reemplazó la computadora, antes había una discoteca enorme con cientos de discos clasificados de forma alfabética hoy el computador tiene todo en un disco duro y sencillo de encontrar.

Pero más allá de eso, Fernando Reino considera que “la comunicación debe tener esa empatía con el oyente para cautivar y no ser ave de paso…poner el corazón”.  (I)

Salir de la versión móvil