La Fiscalía tiene siete investigaciones por medicamentos caducados en un hospital del IESS

Hace dos días, autoridades recorrieron las bodegas del Hospital Carlos Andrade Marín para verificar su funcionamiento. Tomada de @IESSHCAM
Publicidad

La Fiscalía realizó varias diligencias el jueves 29 de octubre en el hospital Carlos Andrade Marín en Quito, de propiedad del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en el que se investiga un presunto delito de peculado.

La Fiscalía presume que funcionarios del hospital del Seguro Social permitieron que medicamentos e insumos caduquen, dejando a la institución una pérdida de 6 millones 500 mil dólares.

Según informó la Fiscalía, desde el pasado 9 de julio se abrieron siete investigaciones previas por este tema, tras encontrarse caducados en las bodegas del centro médico un total de 1.904 lotes de insumos, con un costo de USD 5 millones 400 mil y 114 lotes de medicamentos, que equivalen a USD 1 millón 100 mil.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, explicó que el desperdicio de fármacos detectado corresponde a una acumulación registrada entre los años 2018 y 2020.

 “Hubo una falta de planificación y control de la gestión de medicamentos en los procesos de abastecimiento, almacenamiento, dispensación al usuario final”. Jorge Wated

El funcionario ha señalado que este tipo de problemas también se han detectado en otros centros médicos del Instituto, pero no ha dado nombres ni montos de afectación.

publicidad

Ante lo sucedido, Wated ratificó la necesidad de que se ejecute el Decreto Ejecutivo 1033, que establece la compra centralizada de insumos y medicamentos, además que permite el seguimiento de lo adquirido, hasta que llegue al paciente. “Sabremos a dónde va el producto, para así evitar la caducidad y la pérdida”, afirmó. (I)