¿Cuál es el balance de la gestión de los asambleístas del Azuay?

A pocos meses de concluir el actual período, se revisa el aporte de asambleístas del Azuay.

Imagen referencial tomada de la Asamblea Nacional.
Publicidad

Los asambleístas se encuentran en su penúltima vacancia del actual período legislativo y a quienes buscan la reelección no se los volverá a ver hasta después de las elecciones, por esta razón, junto con el Observatorio Legislativo y con las estadísticas que la Asamblea Nacional proporciona, se evalúa el trabajo que los cinco representantes del Azuay han realizado por los ciudadanos que los eligieron y por el país en general.

Roger Celi, coordinador del Observatorio, aclaró que la asistencia es evaluada solo con base a la presencia en la votación de los proyectos de ley. Considera que es en esa instancia en la que se concreta el trabajo del asambleísta, pues incluso en el debate puede apoyar una propuesta y finalmente votar en contra o ausentarse.

Es así como dentro de esta estadística quien más ausencias contabiliza es Doris Soliz (Revolución Ciudadana), con 246, de un total de 1.104 votaciones; le sigue Estaban Albornoz (Alianza PAIS), 199 faltas; Juan Cristóbal Lloret (Revolución Ciudadana), con 135.


La legisladora Soliz tiene sus razones para liderar la lista, señaló que durante el primer año de su función, cuando presidió la Comisión de Relaciones Internacionales, realizó varios viajes al exterior, el problema radica en que solo en 21 ocasiones pudo principalizar a su alterno, pues este ostenta un cargo público que le ha dificultado reemplazarla, según señaló la asambleísta.

Por su parte, Lourdes Cuesta (independiente) tiene 108 ausencias, registradas durante su período de maternidad y por permiso de enfermedad, sin embargo, según resalta Celi, la legisladora es una de las que más principalizó a su alterno, por 36 ocasiones, lo cual se considera una correcta práctica legislativa, pues además de permitir el reconocimiento público de su compañero, que también ganó en las urnas, no deja vacía su curul durante una votación.

publicidad

Quien obtuvo la mejor calificación en asistencia es Gloria Astudillo (CREO), que se principalizó hace dos años, tras la renuncia de su compañero Esteban Bernal, de las 593 votaciones existentes, solo se ha ausentado en 19 ocasiones.

Proyectos

Entre los cinco legisladores han presentado 32 propuestas de reformas y leyes nuevas, la actividad más fructífera es la de Esteban Albornoz, de sus ocho proyectos, cinco corresponden a nuevas normas completas que poseen más de diez artículos; aunque Lourdes Cuesta lo rebasa en número, de sus diez propuestas, seis contienen menos de diez artículos, aunque hay que resaltar que seis se convirtieron en leyes nuevas.

Para Roger Celi en este punto es importante que no se consideren solo los números fríos, pues si bien Gloria Astudillo solo ha presentado un proyecto de ley, sin embargo, ha integrado la Comisión de la Niñez y Adolescencia, en donde han trabajado varios proyectos en beneficio de este grupo; además que ha colaborado en la elaboración del proyecto de Ley de Extinción de Dominio, de gran importancia para el combate a la corrupción.

Poca fiscalización

De los cinco legisladores del Azuay, tres no han presentado ninguna solicitud de juicio político: Doris Soliz, Gloria Astudillo y Esteban Albornoz. Todos coinciden en que han apoyado las propuestas de otros legisladores y sí han realizado pedidos de información a las instituciones públicas, lo cual también se considera parte de la potestad de fiscalizar.

El más fructífero es Juan Cristóbal Lloret, con 11 pedidos de información y dos solicitudes de juicio político, sin embargo, ninguna alcanzó el objetivo de destituir al funcionario, el proceso contra el exministro de Cultura, Raúl Pérez Torres por decisiones centralistas fue archivado en el pleno de la Asamblea y el solicitado contra el exministro Richard Martínez por el manejo de la deuda externa sigue en espera.

Por su parte, Lourdes Cuesta logró la destitución y censura de la exministra de Gobierno, María Paula Romo, y del exsuperintendente de Comunicación, Carlos Ochoa. (I)