- Publicidad -
Inicio Cuenca El sector de la construcción de Cuenca exige el cumplimiento de compromisos

El sector de la construcción de Cuenca exige el cumplimiento de compromisos

Gremios de la construcción denuncian burocracia en departamentos municipales.

El sector de la construcción activa también a actividades conexas como: ferreterías, transporte, alimentación, entre otras. XCA

Hace más de tres meses, el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, firmó un acta-compromiso con la Cámara de la Construcción y el Colegio de Arquitectos del Azuay, para la reactivación económica de este sector, sin embargo, hasta el momento no ha habido una respuesta efectiva, debido a la tramitología que depende de los mandos medios de la Municipalidad.

Según explicó Cristina García, presidenta de la Cámara de la Construcción de Cuenca, el documento abarca una agenda legislativa que motiva a la implementación de ordenanzas para el control en la calidad de la construcción, para un mejor aprovechamiento del Centro Histórico, para propuestas de vivienda de interés social, y sobre todo, para la reactivación económica, que es algo urgente para este gremio. Así también, se plantean procesos de dinamización de los departamentos municipales (Avalúos y Catastros, Dirección de Planificación y Dirección de Control Urbano).

La ordenanza de reactivación es la más importante y debía haberse tramitado desde hace más de 100 días. Ya no depende tanto del Sr. Alcalde sino de los mandos medios que no dan celeridad a este compromiso (…) Hay una burocracia enquistada en el Municipio que no permite que se desarrollen las cosas. Hay falta de visión, de coordinación, de un eje que fije a todas las dependencias municipales y que puedan caminar al unísono, para llegar a buen término, en favor de la ciudad”, dijo García.

Además, en los últimos 15 días, la Cámara de la Construcción ha lanzado un link, dirigido a profesionales de la construcción, y a la ciudadanía en general, para que expresen los principales inconvenientes que han tenido en los diferentes departamentos municipales.

Con eso, aparte de lo que tenemos en el acta, crearemos un nuevo documento, presionando a que se cumplan los compromisos”, acotó García.

También los gremios han trabajado a través de mesas técnicas en el Plan de Uso y Gestión de Suelo (PUGS), que se encamina a la realización de construcciones colectivas, participativas y democráticas, que nazcan desde una opinión real de la ciudadanía.

Robert Murillo, presidente del Colegio de Arquitectos del Azuay, refirió que la alcaldía se ha comprometido a establecer mejores condicionantes para la ocupación y de uso de suelo, dado que la normativa vigente (que data desde el 2003) sería obsoleta, de acuerdo a la dinámica de crecimiento de la ciudad.

Lo que requiere la ciudad es que se densifique, que se ocupe mejor el suelo disponible que cada vez es más escaso en las zonas urbanas. Esa ordenanza para nosotros es básica, pero se han dado pasos muy lentos, con respecto al mismo compromiso del alcalde y el cronograma que hicimos”, indicó Murillo.

Asimismo, en torno a la tramitología municipal, Murillo explicó que se busca una dinámica en las direcciones municipales de Avalúos y Catastros, Planificación y Control Urbano. Mientras más rápido se logren evacuar los trámites, significaría mayores ingresos para el Municipio. En el caso específico de la Dirección de Avalúos y Catastros, el problema se centra en la Ordenanza de Error de Cabida, que tenía como objetivo liberar a terrenos que tienen, por ejemplo, un metro de diferencia entre la escritura y el levantamiento real, explicó Murillo.

La mala interpretación administrativa y también una deficiencia en el texto que tiene esta ordenanza, genera que cada uno de estos trámites, inclusive por un metro cuadrado de diferencia, puedan demorar hasta seis meses. Esto perjudica a profesionales y a ciudadanos, que no pueden hacer los procesos de transferencia de dominio, los trámites de propiedad horizontal, una lotización; no pueden aprobar los proyectos. Esta burocracia hace que vaya decreciendo la actividad de la construcción y las actividades afines o anexas”, sostuvo Murillo.

Otro problema que mencionó Murillo, es una descoordinación entre estos departamentos, que repercute en un desperdicio de los recursos municipales. Así, por ejemplo, asegura que hay topógrafos tanto en Planificación como en Avalúos y Catastros, y en Control Municipal, pero que al momento de hacer los trámites, los levantamientos que hacen en Control Urbano, no sirven para lo que necesite ese mismo predio, en Avalúos y Catastros.

Debe haber una unidad de topografía y a través de procesos de digitalización, esa información debe servirle a todas las dependencias municipales. Esa es una de las deficiencias administrativas”, agregó Murillo. 

¿Demora en trámites?

Por su parte, Juan Carlos Rodríguez, director de Control Municipal, refirió que en esta administración la tramitología se ha agilizado. Así, el tiempo promedio para la aprobación de planos y proyectos arquitectónicos, es de dos días; y de un día para permisos de construcción mayor. En cuanto a las licencias urbanísticas y línea de fábrica, el despacho estaría listo en máximo ocho días, según señaló.

Respecto a los trámites que se apegan a la ordenanza de Error de Cabida, Rodríguez reconoció que la demora puede ser de varios meses, dado que se verifican ciertos aspectos: el área del predio, y que el terreno pertenezca a la persona que solicita el trámite.

Verificamos si lo que consta en las escrituras concuerda con lo que está en la base catastral. Si existe una diferencia, tiene que hacerse un trámite en la Dirección de Avalúos y Catastros para rectificar ese error de cabida, y eso lamentablemente si toma bastante tiempo. Se están tomando las acciones que corresponden para poder mejorar esos tiempos”, anunció Rodríguez. 

Afectación del sector

Durante la pandemia, el sector de la construcción ha sido ampliamente afectado, debido a que es una actividad dinámica y presencial, y no admite el teletrabajo. Al estar paralizados por varios meses, la pérdida es total. Según indicó García, aproximadamente 50 millones se dejaron de percibir mensualmente.

Del balance que tenemos hasta diciembre de 2020, la construcción ha bajado en un 37% de facturación. Se han perdido 65.000 empleos a nivel nacional y Cuenca no es la excepción. También vemos que una de las mayores afectaciones que ha tenido el sector de la construcción, es el crecimiento de la informalidad. En las ferreterías las ventas sí han incrementado, pero es porque la gente está construyendo de manera absolutamente informal”, manifestó García. (I)

Dato

El Plan de Uso y Gestión de Suelo está enfocado en el crecimiento económico, cultural, artesanal y patrimonial de Cuenca, proyectado para los siguientes 10 años.

Salir de la versión móvil