Problemas de la vacuna COVID-19

Luis Muñoz Muñoz

Puede parecer, que el fin de la pandemia de COVID-19 está a la vuelta de la esquina. Pero una vacuna segura y eficaz es simplemente el primer paso y para lograr la inmunidad colectiva, se debe vacunar al mayor número de personas. Esto requiere una cadena de suministros global prodigiosa, acceso equitativo a la vacuna y, quizá lo más importante es que exista la voluntad de la gente  para aceptar la vacuna, esto lo digo por la serie de desinformación que se publican en las redes sociales, que a la final  confunden a los ciudadanos, de  allí la imperiosa y urgente necesidad que el Ministerio de Salud con expertos salubristas, inicien una campaña de educación,  en la cual se le diga con verdad absoluta al pueblo ecuatoriano sobre los beneficios y los peligros o incidencias de la vacuna, al igual que no se ha dicho si los hipertensos, los diabéticos, los que sufren de tiroides, los  que tienen problemas  cardiacos, pueden acceder a la vacuna, es decir  que nada de eso  se conoce y de allí la resistencia de la gente a vacunarse. De otra parte, se necesitan las dosis suficientes para poder vacunar a la gran mayoría y de ello no existe fecha exacta, porque tampoco puede establecerse un cronograma que debe cumplirse en forma estricta. Aproximadamente según encuestas realizadas, el 36 % de la población cree que las vacunas tienen efectos dañinos que no se están divulgando al público, el 10.3 % comentó que las inmunizaciones infantiles no son muy seguras o no son seguras en absoluto, y el 21.1 % informó haber rechazado vacunas en el pasado, el 21.8 %, dicen que definitivamente no se pondrían la vacuna contra el coronavirus, a menos que expertos  en esta materia garanticen, que la vacuna es completamente segura y no causa daños a la salud.  Ante este panorama lejos de dar estadísticas de los infectados con la enfermedad, de cuantos mueren y cuantos se recuperan, es más importante hablar sobre la vacuna y sus beneficios, tocando los temas expuestos en líneas anteriores, haciendo de esta forma una información muy valiosa para los ecuatorianos y que va a orientar sobre este polémico asunto. No olvidemos que entre el 70 % y el 90 % de una población determinada debe ser inmune para lograr la protección del ‘rebaño’. En consecuencia, es urgente educar a la gente sobre el uso de la vacuna, si queremos erradicar tan terrible mal. (O)