La integración del tranvía y los buses está bajo la lupa

Tranvía circula de forma comercial desde hace más de cuatro meses y aún no se integra con los buses urbanos. XCA
Publicidad

Ha pasado más de cuatro meses del inicio de la operación comercial del Tranvía Cuatro Ríos, y el doble de este tiempo desde que comenzó a circular en la fase de formación ciudadana, y aún no se concreta su integración con los buses urbanos.

Alfredo Aguilar, concejal y presidente de la Comisión de Fiscalización del Concejo Cantonal de Cuenca, indicó que hasta la fecha han remitido ocho pedidos de información al Municipio de Cuenca para conocer por qué esto no se ha cumplido.

No obstante, a decir del edil, esta comisión no han tenido respuestas concretas ni justificadas respecto al incumplimiento de la unificación que tiene que haber entre estos dos sistemas de transporte público.

De acuerdo con Aguilar, la obligatoriedad de integrarlos consta en la Reforma a la Ordenanza que Regula la Operación del Sistema Tranviario del cantón Cuenca, vigente desde el 11 de febrero de 2020.

Citó por ejemplo el artículo 43 en el que figura que: “En el funcionamiento del sistema integrado de transporte se deberá utilizar una sola tarjeta electrónica compatible entre los buses del transporte urbano y el tranvía”.

publicidad

La disposición transitoria séptima establece asimismo que: “Previo al inicio de la operación comercial del sistema tranviario deberán estar integrados el Sistema Integrado de Recaudo (SIR) y el Sistema Integrado de Transporte (SIT) a éste”.

Igualmente señala que: “… En el caso de que ello no fuere posible, deberá suscribirse entre el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Cuenca y los representantes de las operadoras de transporte público urbano, un documento…”.

Este debe incluir “el cronograma de integración, cuya primera fase no podrá ser mayor al plazo de tres meses. El incumplimiento de esta disposición producirá efectos jurídicos para las partes”, según aparece en el cuerpo legal.

De acuerdo con Diego Morales, concejal y presidente de la Comisión de Movilidad Tránsito y Transporte Terrestre, del cuerpo edilicio, la integración debe ser física (alimentadoras), tecnológica y económica.

Esto está presente y hemos venido insistiendo para que se presenten ya los Términos de Referencia (TDR) para contratar la integración tecnológica…”, precisó. Pero también para contratar a las alimentadoras.

Indicó que ambos TDR están listos, y acotó: “como comisión de movilidad hemos venido fiscalizando y siguiendo estos proceso muy de cerca durante estos últimos meses…”.

Morales aspira a que la integración tecnológica esté máximo en el primer semestre de este año, mientras que aspira a que la física se resuelva esta misma semana. (CSM)-(I)

CRITERIO TÉCNICO

Para Román Matute, ingeniero civil y asesor en tránsito y transporte público, la integración entre el Tranvía Cuatro Ríos y los buses urbanos no debe depender de la voluntad de las partes, sino que es una obligación.

Pues de acuerdo con Matute, esto consta en el proyecto de implementación del Tranvía Cuatro Ríos y en el Plan de Movilidad y Espacios Públicos del cantón Cuenca.

A decir de Matute, la planificación del tránsito en esta ciudad con miras a tener un sistema integrado de transporte no es algo nuevo, pues inició inclusive antes de 1996.

Ese año se concretó finalmente el Proyecto de Reordenamiento del Transporte Público en Cuenca, y un año más tarde se hizo una primera reestructuración de este servicio.