El Municipio de Cuenca recibió una respuesta negativa de Pfizer en su intento de adquirir vacunas

Personal de SOLCA Cuenca recibió la vacuna el 19 de febrero. Xavier Caivinagua/El Mercurio

El presidente de la República, Lenín Moreno, cedió, al menos verbalmente, al pedido de los municipios del país de poder importar vacunas de forma directa, pero esta acción se complica para Cuenca, anunció el alcalde Pedro Palacios.

Moreno indicó que no tiene conflicto con que los municipios del país compren vacunas por cuenta propia, siempre que estas cumplan con los protocolos de traslado y la autorización del Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA).

Adrián Castro, experto en compras públicas, señala que no basta solo con aceptarlo públicamente, ya que existe un decreto ministerial que señala que la importación y manejo de vacunas se hará únicamente desde el Gobierno Nacional.

“Hay que derogar ese decreto y emitir otro que permita que los municipios, cumpliendo todos los requisitos legales y sanitarios, pueda hacer esas importaciones” señala Castro.
Pero ese no es el único escollo que la Municipalidad de Cuenca debe enfrentar para la importación directa de vacunas para aplicarlas a la población en el cantón.

No hay oferta

publicidad

El alcalde señaló que el miércoles 23 de febrero su equipo se comunicó con representantes de la farmacéutica Pfizer para generar las gestiones del caso con la finalidad de comprar vacunas a esta casa comercial, pero estas fueron infructuosas.

El alcalde de Cuenca informó que desde Pfizer se le comunicó que la producción de vacunas está ya comprometida con varios países y por lo tanto no tienen suficiente oferta como para vender dosis al Municipio.

Para el funcionario, este problema se puede subsanar si el Ministerio de Salud permite la importación de vacunas de otras marcas, ya que al momento solo la vacuna de Pfizer está autorizada para utilizarse en Ecuador.

Países de la región ya vacunan con marcas como Sinovac y la rusa Sputnik, pero en el país esas importaciones no están avaladas.

Palacios informó que se han adelantado conversaciones con la Jhensen, filial de Johnson & Johnson en Chile para la importación de vacunas en ese país, que sería una de las opciones para las dosis municipales.

Según el alcalde, Cuenca está en capacidad de vacunar de 5 a 10 mil personas diarias. Palacios plantea formar un solo frente en Cuenca para importar el fármaco, para ello aseguró que hay un diálogo avanzado con representantes de universidades, red privada de salud, cámaras de Producción, Comercio, Industrias, entre otros sectores.

La idea es generar un fideicomiso similar al que se hizo para importar pruebas de COVID-19, donde hubo el aporte del municipio y sector privado, pero en este caso, sería para la importación de vacunas.

El Municipio tendría que hacer una reforma a su proforma presupuestaria 2021 y a la de algunas empresas públicas, en base a la situación de emergencia, para poder generar un aporte económico que sirva para la importación de vacunas.

El valor económico que se destinará para la importación de las vacunas aún es incierto, pues aún no se cuenta con una cotización final de los laboratorios con los que se está negociando. Sin embargo, Palacios indicó que, en una primera fase, se aspira vacunar al 25% de la población cuencana, es decir, cerca de 150 mil personas. (I)