- Publicidad -
Inicio Cultura El Museo de Arte Moderno celebra sus cuarenta años con dos muestras

El Museo de Arte Moderno celebra sus cuarenta años con dos muestras

Los colores serán los protagonistas de la celebración de los cuarenta años del museo. Xavier Caivinagua/ El Mercurio

A principios de los ochenta, Luis Crespo Ordóñez donó 26 obras pictóricas, y con ellas empezó a tejerse la historia del Museo Municipal de Arte Moderno, que abrió sus puertas en febrero de 1981, con la presentación de la denominada Sala Azul.

Desde entonces, un sinnúmero de artistas ha pasado por una de las casas más antiguas que tiene Cuenca. A través de exhibiciones y muestras, el museo ha albergado una serie de expresiones que perduran en la actualidad gracias a sus reservas.

Por su amplia trayectoria, y principalmente por cumplir una década más de funcionamiento, el museo se apresta a celebrar los cuarenta años de fundación mediante un trabajo pulidísimo por su administradora, Gabriela Vázquez, y Yair Gárate, su curador.

Ambos personajes, desde hacía un año empezaron a trabajar en dos propuestas que serán presentadas esta noche en el museo que ha sido solo administrado por mujeres.

Por un lado, se volvió a adecuar la Sala Azul para exhibir las obras que donó Luis Crespo Ordóñez, mientras que, por el otro, se escogió varios trabajos de las reservas, principalmente las que están relacionadas con el arte abstracto y que no habían tenido la oportunidad de ser exhibidas por un largo tiempo.

A esta última propuesta se la denominó «Cromatopía», en la que los colores son los protagonistas y hacen gala a los cuarenta años de existencia del museo.

Una experiencia

El trabajo de Gárate y Vázquez no se resumió a colocar simplemente las obras en las paredes del museo, sino se adecuaron los espacios para que los visitantes tengan una experiencia distinta al apreciar el arte.

Al ingresar a las salas que recibieron un nombre que hace alusión a la cromática, los espectadores se encontrarán con el color negro en las paredes ꟷel cual fue usado para generar un contrasteꟷ, y conocerán los colores que usaron los artistas para plasmar sus ideas sobre los óleos, ya que se escanearon las pinturas para identificar los colores a través de las paletas.

Además de ello se creó un espacio lúdico que tiene la finalidad de que el espectador sea parte del museo.

Por ejemplo: en una sala, el ilustrador Antonio Bermeo dibujó varios objetos que se basaron en las pinturas de Luis Crespo Ordóñez. Los dibujos están sin pintar porque el objetivo es que los visitantes les den color a las ilustraciones.

A esa sala se suma otra de color naranja, en la que el visitante ingresa para permanecer un par de minutos. Al estar dentro de ella, el espectador tendrá distintas sensaciones.

“Hay que pensar nuevas formas de atraer a los visitantes. Tenemos que competir con las áreas de conocimiento, y para eso buscamos estos espacios”, explicó Yair Gárate a diario El Mercurio.

Exposiciones

Las dos propuestas se presentarán esta noche, a las 19:00, en medio de la sesión solemne que se llevará a cabo por los cuarenta años del museo. Las exposiciones se mantendrán hasta el mes de octubre.

En estos tres primeros de días de exposición, el museo recibirá público hasta las 22:00. Al horario de atención se sumarán varios espacios que están en los alrededores del parque San Sebastián, ya que se ha conversado con los emprendedores y comerciantes para que trabajen a la par.

Quienes asistan a las exposiciones entre hoy y el 27 de febrero recibirán tiquetes de descuento en los espacios, principalmente restaurantes, de consumo. El objetivo de esto, según Gabriela Vázquez, es reactivar las economías a través de la cultura. (I)

Salir de la versión móvil