Forenses avanzan en la identificación de los presos asesinados en Turi

Familiares acudieron al Centro Forense de Cuenca para retirar cuerpos de personas privadas de la libertad asesinadas en cárcel de Turi. Fabián Orellana/El Mercurio

La Fiscalía y la Policía cumplen el proceso de identificación de los cuerpos de las personas privadas de la libertad que fueron asesinadas en cárceles de Azuay, Guayas y Cotopaxi.
El último informe de las autoridades señaló que la cifra de fallecidos llegó a 79, tras los amotinamientos simultáneos que ocurrieron la mañana del martes 23 de febrero.

En Azuay, la Fiscalía señala que en el Centro de Privación de Libertad (CPL) Turi, en Cuenca, los asesinatos ocurrieron en el pabellón de máxima seguridad especial Tomebamba.

Los cuerpos fueron trasladados al Centro Forense de Cuenca, donde un equipo de Criminalística, experto en personas fallecidas durante matanzas, efectúa el reconocimiento exterior e identificación técnica de los cuerpos. Y es que, 18 de los cadáveres fueron decapitados durante el amotinamiento.

Leonardo Amoroso, fiscal Provincial de Azuay, informó que se coordinó con el Servicio Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para que un médico experto en Antropología Forense se traslade a Cuenca, y que, además, cuatro médicos forenses de Quito y Loja se sumen a los dos que trabajan en Cuenca para la práctica de autopsias.

Dentro de la investigación previa iniciada por asesinato, Fiscalía ha practicado varias diligencias, entre estas, solicitar los videos de las cámaras del CPL y de un dron del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca, los cuales serán analizados con el objetivo de identificar a los presuntos responsables de los hechos.

publicidad

Mientras tanto, familiares de los fallecidos, procedentes de diferentes provincias, acudieron al Centro Forense para identificar y retirar los cadáveres; luego proceder al retorno para el último adiós a los fallecidos. (I)