El coronavirus sigue en crecimiento en Azuay, en donde empieza la fase 1 de vacunación

El hospital Vicente Corral Moscos tuvo un incremento de pacientes COVID durante el feriado. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Las vacunas contra el coronavirus pasan a su Fase 1 en el Azuay, en la que ya no solo se vacunará a personal de salud, sino también a otros sectores de la población que son los que mayor riesgo de cuadros críticos de COVID presentan. Pese a esto, el incremento de casos continúa.

Según datos del Ministerio de Salud Pública en la última semana se ha registrado un incremento de 439 casos confirmados para coronavirus en el Azuay, de los que 343 corresponden a Cuenca, una cifra que preocupa al cuerpo médico de primera línea.

Este es el mayor incremento de las últimas 6 semanas según los registros de la Coordinación Zonal 6 de Salud, que teme que en los próximos días los hospitales empiecen a recibir a aquellos pacientes que pueden mostrar cuadros críticos de COVID, tras haberse contagiado durante el feriado de Carnaval.

Al momento los hospitales públicos tienen una ocupación en promedio del 90 % de las camas UCI y en los hospitales privados esa cifra llega al 70 %, lo que reduce la capacidad operativa del sistema sanitario para enfrentar una nueva ola de contagios.

El investigador y docente Bernardo Vega comenta que “el número de muertes y casos de coronavirus no está controlado, está lejos de tener una disminución”.
Por su parte el médico internista, Carlos Maldonado, explica que si bien las cifras oficiales hablan de 17.645 contagiados en el Azuay desde el inicio de la pandemia, la realidad puede ser más graves.

publicidad

Aduce que no todos los casos se informan ya que muchas personas prefieren aislarse al dar positivo en una prueba rápida ante la dificultad económica de practicarse una PCR y la falta de pruebas en el sistema público de salud.

Para reducir la incidencia de casos a Dirección de Control Municipal y la Dirección de Áreas Históricas desarrollaron operativos para el cierre de restaurantes que funcionaban como bares sin respetar las medidas de bioseguridad establecidas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal.

El Municipio y la Intendencia de Policía también trabajan en reducir las aglomeraciones pero estas siguen siendo un problema en la ciudad.Registros del ECU-911 dan cuenta de que las aglomeraciones durante los fines de semana siguen siendo altas, alrededor de 58 puntos en la ciudad presentan este tipo de problemas.

Ante esta situación, los médicos piden prevención de la población a través del distanciamiento social, el correcto uso de la mascarilla y la desinfección de manos, que de momento es la única forma efectiva de evitar contagios.

La Coordinación Zonal 6 de Salud anunció que durante las próximas semanas se incrementará el número de dosis de las vacunas contra el coronavirus en la ciudad, pero aún son insuficientes como para dar por superada la pandemia, por lo que la prevención sigue siendo de vital importancia. (I)