Lluvias afectan cultivos en 15 hectáreas de la zona baja del cantón Santa Isabel

Creciente del río Rircay deja pérdidas a los agricultores.

En la comunidad Jubones se afectaron hectáreas de cultivos por la creciente del río Rircay. Los agricultores de la zona esperan respuesta de autoridades. BPR

La creciente del río Rircay afecta las actividades agrícolas en la zona baja del cantón Santa Isabel (occidente de la provincia del Azuay). Amplios cultivos de una variedad de productos presentan daños.

Los agricultores de sectores como Sulupali Chico, Sulupali Grande, y en especial de la comunidad Jubones afrontan las mayores pérdidas. Aseguran que luego de 25 años se generó una creciente del río de esta magnitud que cubrió sus campos.

La fuerza de las aguas del Rircay provocó que las márgenes de los terrenos se desplomen y también inundaciones que arrasaron una parte de los cultivos de cebollas, pimientos, camotes, yuca, caña de azúcar, entre otros productos característicos de la zona, además de los pastizales.

En el sector donde colapsaron los puentes ha disminuido el cauce del río y se observan las afectaciones. BPR

“Las lluvias empezaron en diciembre de forma progresiva hasta llegar a marzo con precipitaciones fuertes que incrementaron considerablemente el caudal del río que nos está quitando nuestros cultivos (…)”. Esas fueron las palabras de Ángel Salazar, de la comunidad Jubones, quien aseguró que el río Rircay se llevó una gran parte de su terreno que estaba listo para sembrar, al igual, que los cultivos de sus vecinos.

Los productores también están preocupados porque la creciente del río provocó el colapso de los dos puentes unidos por un dique que se construyeron desde hace años atrás para comunicarse, principalmente con el centro cantonal de Santa Isabel.

publicidad

A la falta de estos puentes, la carretera Descanso de León-Puente Palacios-Sulupali es la única alternativa para llegar a estas comunidades. La vía de lastre es demasiada angosta y en varios tramos se encuentra en pésimas condiciones que interrumpe la circulación vehicular.

La vía alterna de acceso a las comunidades de la zona baja se encuentra en malas condiciones. BPR

Sergio Sandoval, presidente del Comité Promejoras de Jubones, teme por las dificultades que tienen que pasar para sacar los productos a los diferentes mercados, considerando el estado de la carretera.

“Conocimos por la prensa que el Gobierno Provincial del Azuay con el municipio mejorarían un tramo de la vía, esperamos que llegue la maquinaria”, indicó Sandoval.

Los habitantes de estos sectores coinciden en la necesidad de una ayuda inmediata por parte de las autoridades, tanto en lo agrícola como en vialidad.

Acciones

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) conjuntamente con los técnicos de otros niveles de gobierno recorrieron el pasado miércoles los cultivos que resultaron afectados por la creciente del río Rircay.

Se determinó que en la zona baja del cantón Santa Isabel, donde se ubican las comunidades afectadas, existen alrededor de 150 hectáreas de terrenos dedicados a la agricultura, de los cuales, 15 hectáreas registran problemas y son de propiedad de 22 agricultores.

De acuerdo con Jhon Atiencia, director distrital del MAG en Azuay, las pérdidas económicas hasta el momento ascienden a 25 mil dólares debido a los daños en los cultivos por lo que se toman acciones inmediatas.

Se dispuso la asistencia técnica para los agricultores de la zona baja del cantón, además se gestionan los kits fitosanitarios y semillas de pastizales para entregarlos a los afectados.

Atiencia explicó que las entregas se darían en 20 días o máximo en un mes porque, como las lluvias continúan y el río tiende a incrementar nuevamente su caudal, “no tendría ningún efecto positivo que vuelvan a sembrar ahora, si todavía sigue la etapa lluviosa (…) Todo el apoyo se brindará con los insumos necesarios (…)”. (BPR)-(I)

DETALLE

El Municipio de Santa Isabel mantiene la emergencia en la zona baja del cantón. El alcalde Ernesto Guerrero ha solicitado el apoyo de instituciones para solucionar los daños.