En Déleg recrean la pasión de Cristo al estilo pesebre

La obra refleja 18 pasajes bíblicos.

Efrén Vallejo del sector Sitincay Alto, del cantón Déleg, muestra la obra religiosa de la Pasión de Cristo tipo pesebre. BPR

En el sector Sitincay Alto, del cantón Déleg, ha surgido una nueva tradición para celebrar la Semana Santa. La familia Vallejo-Sánchez recreó la Pasión de Cristo tipo pesebre a través de 18 pasajes bíblicos representados por algo más de 50 figuras, muchas de ellas en miniatura.

La Última Cena, El Calvario y La Resurrección. Esas son parte de las imágenes que conmueven a quienes tienen la oportunidad de visitar su hogar y apreciar esta representación religiosa que trata de resumir los últimos momentos de la vida de Jesús en la tierra.

Los últimos instantes de la vida de Jesús. La representación también incluye La Resurrección. BPR

El trabajo artístico ocupa un área de aproximadamente 20 metros cuadrados del patio central de la vivienda de la familia, ubicada en un sector de la provincia del Cañar caracterizado por amplias hectáreas de terrenos para el cultivo de choclo, zanahoria, tomate y otros productos de la Sierra.

Las figuras adquiridas en su mayoría en las ciudades de Azogues y Cuenca -provincias de Cañar y Azuay- se ubican de forma estratégica sobre el lienzo y generan una secuela de imágenes que inician con el bautizo de Jesús en el río Jordán de manos de Juan “El Bautista”.

Escena que muestra cuando Jesús fue azotado por los soldados romanos. BPR

También se plasman escenas de la vida pública de Cristo como El Buen Pastor y el cariño hacia los niños, momentos que se muestran a detalle.

publicidad

Las imágenes propias de la Pasión de Cristo en esta representación inician con su llegada al pueblo de Jerusalén -en Israel- cuyo hecho se lo conoce en la Semana Santa como el Domingo de Ramos -celebración religiosa que se recordará mañana bajo estrictos protocolos de bioseguridad por la emergencia sanitaria del COVID-19.

Luego se observan las imágenes de la Última Cena, Jesús orando en el cerro de Los Olivos, cuando El Sanedrín juzga a Jesús, La Negación de Pedro, entre otros pasajes bíblicos hasta llegar al Viacrucis, donde Jesús lleva la cruz entre sus hombros y espalda por medio de un camino de piedras hacia el lugar de su muerte.

Jesús orando en el cerro de Los Olivos, previo a su detención. BPR

El camino a la cruz está representado por tres figuras de Jesús que incluyen las dos caídas que sufrió ante el cansancio y las graves heridas en su cuerpo, producto de los azotes que recibió de los soldados romanos, cuyas figuras también están representadas.

Las imágenes se complementan con El Descendimiento de la Cruz, siendo el cuerpo de Jesús abrazado por su madre, la Virgen María.

Finalmente, la escena de La Resurrección representada por un Cristo vestido de blanco con los brazos abiertos en señal de amor y bondad.

Una serie de acontecimientos marcan esta representación religiosa, la primera en el cantón Déleg y en la provincia del Cañar bajo características que llaman la atención por su expresividad.

Iniciativa

La Última Cena es otra de las representaciones que llaman la atención. BPR

El trabajo no fue nada fácil para la familia Vallejo-Sánchez, dado que invirtió alrededor de 700 dólares en la adquisición de las figuras para elaborar su primera Pasión de Cristo tipo pesebre. Les tomó cerca de 15 días terminar la representación religiosa.

“Lo que hicimos es netamente por devoción, en homenaje a Jesús. Soy devoto del Señor del Cautivo que se venera en la ciudad de Ayabaca, Perú. Le tengo mucha fe, incluso la propiedad en la que vivo se llama El Cautivito en su honor”, fueron las palabras de Efrén Vallejo, de 78 años de edad.

Vallejo, profesor jubilado del Colegio Nacional Benigno Malo de Cuenca, se motivó tras recibir hace un tiempo un mensaje por WhatsApp de parte de un familiar sobre unas fotografías de la Pasión de Cristo tipo pesebre, y fue cuando se decidió a realizar esta representación.

Nunca estuvo en su mente hacer la Pasión de Cristo tipo pesebre, pues solo se acostumbró, junto a su esposa Emma Sánchez, a elaborar los nacimientos gigantes con figuras en movimiento. “Se me despertó el interés; en Internet he visto que lo realizan en países de Europa con una variedad de figuras de Cristo”, explicó.

Su objetivo es que otras personas también lo hagan. “Que lo hagan las iglesias, conventos, las escuelas como una forma de venerar a Jesús”, citó Vallejo, quien desde ya piensa en incrementar las escenas y el número de figuras para el próximo año. (BPR)-(I)

DETALLE 

-La familia Vallejo-Sánchez reside en Sitincay, un sector de Déleg, desde hace seis años. Ellos suelen elaborar los nacimientos en movimiento.

-Para llegar a Sitincay hay que tomar la vía Ricaurte-La Raya-Déleg.