INV Metals

Nicanor Merchán Luco

La semana pasada los directivos de la empresa INV Metals que trabajan en el proyecto minero Loma Larga antes conocido como Quimsacocha, Fernando Carrión y Jorge Barreno, tuvieron una conversación virtual con los medios de comunicación del país y dijeron que luego de la segunda consulta efectuada el 7 de febrero en la que gano el SI para que se cuiden las fuentes de agua, ésta no tiene carácter retroactivo y que más bien de manera expresa la Corte Constitucional del Ecuador dijo que serán aplicadas para el futuro reconociendo los derechos ya adquiridos tiempo atrás por las compañías mineras.

Expresaron los funcionarios que ellos tienen los títulos mineros otorgados por el Estado ecuatoriano desde el año 2002 en Loma Larga. Además, dijeron que en este proyecto han invertido más de 70 millones de dólares y que no se puede expropiar el derecho de esa inversión y recuperar el dinero, que el derecho otorgado por el Estado es para prospección y explotación que no afectarán la cuenca del río Tarqui ni la zona de recarga hídrica de este río.

Indicaron los funcionarios de INV Metals que la capa vegetal de la recarga hídrica no será tocada ya que la explotación minera se realizará a 200 metros debajo de la capa vegetal mediante un túnel, ni que tampoco se ocuparán el agua del río Tarqui, esto habrá que comprobar pues el PROMAS de la Universidad de Cuenca tiene los estudios correspondientes. Esto quiere decir que el agua de la recarga hídrica de esta cuenca está siendo utilizada por los ganaderos y agricultores que invaden la frontera agrícola y se encuentran ya en el mismo páramo junto a Quimsacocha por lo que las autoridades competentes deberán intervenir. (O)

publicidad