La vacunación en Cuenca se reinicia con 7.579 dosis

Hay 5 puntos de inmunización en la ciudad, las jornadas se cumplen con turnos ya agendados.

Proceso de vacunación en Cuenca. El Mercurio

Un total de 7.579 dosis de vacunas contra la COVID-19 fueron colocadas ayer en Cuenca a los adultos mayores que se inscribieron para el proceso, informó el coordinador zonal 6 de Salud, Julio Molina. Con este grupo se retoma el proceso, que estuvo en pausa el fin de semana por las elecciones presidenciales de segunda vuelta.

Las 7.579 dosis se aplicaron a través de 30 puntos en la zona 6 de salud que corresponde a las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago, explicó Molina. En Cuenca se vacunaran a día seguido en los puntos fijos de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) y el Coliseo Jefferson Pérez.

Molina explicó que las vacunas se aplican de martes a sábado a razón de 960 dosis diarias a partir de las 09:00 y solo por agendamiento, por lo que solicitó a los beneficiarios que respeten los horarios de las citas para evitar aglomeraciones.

El gobernador del Azuay, José Jaramillo, informó que hay 35.000 vacunas destinadas al Azuay y que a más del Coliseo y la UPS se han habilitado puntos como el Centro de Salud de Pumapungo, el Centro Diurno del Adulto Mayor en el Parque Inclusivo y la sede del Colegio de Médicos.

José Tapia fue una de las personas que ayer acudió al Centro Diurno para recibir a vacuna, él y su esposa se inscribieron en la plataforma del Plan Vacunarse ya ayer ambos recibieron la segunda dosis contra la COVID-19.

publicidad

“Nos hemos cuidado y nos hemos sentido bien, sin ninguna complicación, los médicos nos dicen que debemos seguirnos cuidando y así lo vamos a hacer” comentó el adulto mayor.

Mientras el proceso avanza, otros grupos han solicitado ser incluidos en el proceso de vacunación, entre ellos médicos en libre ejercicio que también reciben pacientes COVID y estudiantes de odontología.

Sobre este último grupo, Miguel Astudillo, representante de los estudiantes, sostuvo que necesitan la vacuna para poder cumplir con normalidad las prácticas médicas de fin de carrera, ya que se han cerrado espacios para sus pasantías hasta que se vacunen.

“Es una situación complicada porque desde el próximo mes tenemos que sumarnos al internado y el servicio rural, y queremos hacerlo con la experticia que nos da la práctica de la profesión y con la seguridad debida”, detalló. (JMM) (I)