Tres cantones del Oriente regresan a semáforo “rojo” en un intento de frenar la covid-19

Gualaquiza, Zamora y Nangaritza últimos en adoptar la medida.

Pobladores del cantón Gualaquiza, en Morona Santiago, utilizan mascarillas para reducir los riesgos de contagios de COVID-19. Cortesía

Los cantones del Oriente siguen retornando a semáforo “rojo” por el incremento de los casos de COVID-19 en el Austro. Las autoridades de Gualaquiza, en la provincia de Morona Santiago, además de Zamora y Nangaritza en Zamora Chinchipe han endurecido las restricciones para frenar la propagación del virus.

El Comité de Operaciones y Emergencias (COE) cantonal de Gualaquiza sesionó el pasado martes para evaluar la situación epidemiológica en el cantón.

Según la información proporcionada por el Municipio, se registran 900 casos desde que inició la pandemia, de los cuales, 166 están activos (158 aislados en domicilios y ocho hospitalizados) en tanto que hay 22 fallecidos.

Se resolvió regresar a semáforo “rojo” desde ayer hasta el 26 de abril. También se solicitó al COE Nacional que se declare un estado de excepción focalizado.

Entre las medidas que se aplican por el momento constan: restricción de actividades comerciales como restaurantes, tiendas, entre otros negocios a excepción de las farmacias, que pueden atender desde las 21:00 hasta las 05:00.

publicidad

De la misma manera se prohíben las actividades en gimnasios, centros de entrenamiento físico, espacios deportivos públicos y privados, escuelas deportivas, complejos turísticos, incluyendo en el Parque “Héroes del Cenepa.”.

Se cierran bares, discotecas, billares, centros de tolerancia y licorerías; los actos religiosos se pueden realizar con el 30 % de aforo; entre otras medidas.

De acuerdo con Juan León, gobernador de Morona Santiago, Gualaquiza es el primero de los 12 cantones de la provincia que regresó a semáforo “rojo”, sin embargo se ha solicitado al resto de autoridades cantonales que analicen su situación epidemiológica.

Zamora

La situación en Zamora Chinchipe es preocupante por la presencia de la nueva variante de coronavirus de origen brasileño en la provincia. Esto, ha provocado que hasta ayer siete de sus nueve cantones retornen a semáforo “rojo”. Los últimos en sumarse son Zamora y Nangaritza.

El COE Cantonal de Zamora que sesionó el pasado martes resolvió estar en semáforo “rojo” hasta nuevo aviso dependiendo del número de casos.

Entre las medidas que aplican constan: restricción en el tránsito desde las 19:00 (vehículos particulares) y desde las 23:00 (taxis ejecutivos y servicio de delivery) hasta las 05:00; se prohíben las actividades en discotecas, centros de tolerancia, entre otras acciones para reducir los riesgos de contagios.

El alcalde Manuel González, presidente del COE Cantonal de Zamora, informó ese mismo día a la prensa que existe preocupación por la presencia de la variante del COVID-19 de origen brasileño en la provincia. “Nos entregaron información de la situación del cantón, pero de la nueva variante no se dio información específica de cuantas personas están contagiadas. Lo que sabemos es que estamos ante un problema complicado”.

Mientras, el COE Cantonal de Nangaritza decidió regresar a semáforo “rojo” hasta el 28 de abril. Aquí se aplican medidas como restricción vehicular desde las 21:00 hasta las 05:00; además que los negocios deben atender con un aforo del 30 % y tienen que cerrar a las 21:00. (BPR)-(I)