Con un paro transportistas piden atención del gobierno

En el sector de El Descanso buses de transporte interprovincial se estacionaron sobre la vía. XCA

Holger Mitiap llegó a la Terminal Terrestre de Cuenca el domingo, cerca de las 19:00, desde la provincia de Morona Santiago, y a las 06:00 de ayer tenía previsto ir a la provincia de El Oro, pero no lo pudo hacer.

Algo similar le ocurrió a Bertha Ordóñez, otra usuaria, quien arribó a estas instalaciones muy temprano para tomar un bus que la lleve hasta el cantón Santa Isabel. Tampoco consiguió viajar.

Vicente Bermeo en cambio madrugó para buscar un autobús para trasladarse a Quito de urgencia porque su hermano y cuñada fueron hospitalizados debido a que les diagnosticaron Covid-19. No logró hacerlo.

Los tres vieron interrumpido su objetivo de movilizarse debido a la paralización que iniciaron ayer las cooperativas de transporte interprovincial e intracantonal, en rechazo al aumento constante del precio del diésel.

Desde el 11 de abril cada galón (gal) cuesta 1,44 dólares; en marzo valía 1,40; en febrero 1,37, y en enero 1,33. Cada mes se incrementa y esto provoca preocupación en el gremio de la transportación pública.

publicidad

A esta jornada de protesta se unió la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC), que representa a los 475 buses urbanos que hay en este cantón. Esta organización también cuestiona el alza del combustible.

Pero además exige que el Municipio de Cuenca cumpla con el subsidio de un centavo a la actual tarifa y con otros compromisos, para asegurar recursos para mantener la operación.

“Este es un alto a la actividad de la transportación… al verse afectada por el alza del combustible mensual (…)”, dijo Patricio Picón, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros del Azuay (UCTIPA).

Y agregó: “nos vemos en la necesidad de hacer un alto a la actividad hasta que el Gobierno Nacional cumpla el compromiso de hacer la nivelación tarifaria, esta situación es de dominio público…”.

Detalló que dirigentes de la transportación a nivel nacional iniciaron conversaciones con autoridades del gobierno, para analizar la factibilidad de una compensación y actualización tarifaria.

Los buses ayer permanecieron estacionados en algunos sectores por ejemplo en Tarqui, en la Panamericana Sur, en donde bloquearon la vía e impidieron la circulación vehicular.

También se parquearon en la zona de El Descanso, en la vía al cantón Gualaceo. Allí durante casi una hora en la mañana no permitieron el paso de automotores, pero luego accedieron a habilitar el tránsito.

Otras unidades fueron colocadas en la Y de Sayausí; en la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme; en la avenida Remigio Crespo; y en la Panamericana Sur, en el sector del Control Sur.

En cambio los buses urbanos permanecieron parqueados en las avenidas España, Fray Vicente Solano, Tres de Noviembre, Ordóñez Lasso, De Las Américas (Templete de Miraflores) y Panamericana Norte.

Manolo Solís, presidente de la CTC, dijo que esperan que se cumpla la Ordenanza que Regula las Condiciones para el Mejoramiento de la Calidad del Servicio de Transporte Público de Pasajeros de Buses Urbanos y su Plan de Renovación.

Señaló que este cuerpo legal establece una tarifa de equilibrio y una final, que se debía aplicar tras la renovación de la flota vehicular. El cambio completo de unidades ya se ha cumplido.

“Dentro de esta ordenanza consta que será responsabilidad del Municipio de Cuenca que se mantenga el equilibrio económico a todos los transportistas y eso es lo que estamos solicitando…”, declaró.

Según Juan Fernando Valencia, representante del Ministerio de Gobierno en la zona 6, Gabriel Martínez, titular de esta cartera de Estado, ha dispuesto que se reanude la circulación vehicular en todo el país.

Recordó que la libre movilidad es un derecho que está contemplado en la Constitución del Ecuador, y que las manifestaciones se deben cumplir sin obstaculizar el tránsito.

OCUPACIÓN

De acuerdo con datos de la Empresa de Movilidad (EMOV EP), del Municipio de Cuenca, la Terminal Terrestre de Cuenca es ocupada por 50 cooperativas intra e interprovinciales. Esto representa unos 1.040 buses.

Asimismo, actualmente esta tiene una afluencia de entre 7.000 a 8.000 personas de lunes a viernes, y los sábados y domingos se incrementa en aproximadamente un 10%.

Hasta antes de la emergencia sanitaria producto de la pandemia de la Covid-19, por estas instalaciones salían e ingresaban a esta ciudad alrededor de 13.000 ciudadanos.