Investigan piezas perdidas del museo Pumapungo

Vista exterior del museo Pumapungo. Xavier Caivinagua/El Mercurio

La Fiscalía en la provincia del Azuay investiga una denuncia de pérdida de tres bienes patrimoniales, con características arqueológicas, del museo Pumapungo, en Cuenca.

Este está junto a las instalaciones del Banco Central del Ecuador (BCE), en la Calle Larga y avenida Huayna Cápac. Tiene una de las reservas más importantes de la región.

Autoridades de esta galería preparan un informe técnico con el fin de que esto se investigue al detalle, por lo que está pendiente un pronunciamiento oficial al respecto.

Según se conoció, en julio de 2020 el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCP), que tiene a su cargo este museo, puso en conocimiento de la fiscalía que faltaban estos objetos.

Asimismo, datos del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) dan cuenta de que también ha sido remitida información como parte de la indagación de ese caso.

publicidad

Patrimonio

Y es que de acuerdo con información que tiene el INPC, ya en 2017 se advirtió del faltante de dichos objetos, que son considerados como parte del patrimonio cultural del país.

A nivel local el INPC no ha hecho un pronunciamiento público al respecto, pues de acuerdo con esta entidad las declaraciones sobre este tema deben hacerlas las autoridades del museo.

Las piezas que están consideradas como extraviadas son: una cuenta de piedra de filiación Narrío, una cabeza antropomorfa (cerámica de filiación Tolita) y una nariguera de oro de filiación Milagro-Quevedo

Esto aún está sujeto a comprobación dado que se requiere hacer un inventario general, explicó Marco Macías, investigador en arte, quien alista una tesis sobre las reservas de piezas en museos del sur del país.

Macías indicó que actualmente Ecuador busca, dentro y fuera del país, de manera oficial al menos 100 bienes patrimoniales, que están en condición de extraviados.

“Hay piezas que han desaparecido incluso del Archivo Nacional Histórico, que se supone que es el ícono de la conservación, y por es eso necesario mejorar las seguridades en todos los museos…”, expresó.

José Sánchez, ingeniero industrial y asesor en seguridad, señaló que el MCP tiene que determinar un protocolo de seguridad para todas las instalaciones que almacenen piezas de arte.

“Además se debe contar con sistemas de video vigilancia, alarmas, dispositivos para registro de movimientos e incluso para la revisión de las personas que entran y salen…”, detalló.

A criterio de Sánchez, los gobiernos seccionales deben apoyar a los administradores de los museos para mantener a buen recaudo las piezas, pues son parte de la historia. (I)