- Publicidad -
Inicio Región La Terminal Terrestre de Cuenca, un «Ecuador en miniatura»

La Terminal Terrestre de Cuenca, un «Ecuador en miniatura»

En la Terminal Terrestre de Cuenca llegan a diario miles de personas para dirigirse a diferentes sectores del Ecuador. XCA

“Amigo, viaja a Guayaquil, ya sale en 10 minutos la unidad”;  “a Quito, a Riobamba, Ambato”; “antes de que viaje tome un morochito calientito con tortillla para el frío”; “tenemos cecina lojana y tigrillo zarumeño”. Esas son algunas de las frases que se escuchan a diario en la Terminal Terrestre de la ciudad de Cuenca, un lugar que aglutina a las diferentes culturas del país.

La Terminal Terrestre de Cuenca se construyó en 1975 en un área ubicada a pocas cuadras del sector conocido como la Chola cuencana, rodeada de barrios tradicionales de la Atenas del Ecuador como El Vecino y el Barrial Blanco.

La Terminal, intervenida en varias ocasiones con el paso de los años, sirve como punto de partida en la conexión de la ciudad de Cuenca con el resto de ciudades del Ecuador.

Su interior se caracteriza por dos pasillos principales de algo más de 100 metros de longitud cada uno y que están unidos por cinco corredores pequeños y una sala de espera. Aquí funcionan decenas de negocios y las más de 30 boleterías de las cooperativas de transporte de servicio interprovincial e intercantonal.

Mujeres usan polleras y chales característicos de la Sierra. XCA

En la parte externa están los andenes de salida y llegada de los buses que recorren los vendedores de periódicos para anunciar los titulares de las noticias en su intento de vender la prensa a los pasajeros.  También se ubica un patio de comidas con un menú diverso para los más exigentes paladares, además de las áreas verdes y de descanso, y las zonas de parqueo de taxis y vehículos particulares.

En una de las paredes de la Terminal se pintaron murales que resaltan a la mujer azuaya. XCA

Los constructores de la Terminal tal vez no se imaginaron que este edificio de 46 años de antigüedad se convertiría en una especie de “Ecuador en miniatura”, pues en cada rincón se evidencia una parte de la identidad de las cuatro regiones del país (Sierra, Costa, Oriente e Insular).

Este “Ecuador en miniatura” abre sus puertas desde las 04:00 hasta las 20:00, ya que desde el inicio de la emergencia sanitaria por la COVID-19 se tuvo que restringir la atención al público.

Diversidad

La gastronomía juega un papel importante en la diversidad que hay en la Terminal de Cuenca.

En el patio de comidas se encuentra una variedad de platos típicos de las diferentes regiones del país. XC

En el sitio se encuentran desde platos típicos de la Sierra como caldos de mocho y pata; tortillas de maíz y choclo acompañadas de morocho, café y chocolate; la cecina lojana; hasta la fritada acompañada de habas, choclo cocinado, huevo duro y ensalada con ese secreto culinario que le da un sabor diferente.

“Tenemos encebollado de pescado, ceviches, encocado de Esmeraldas, pescado frito, bolones y tigrillos”, mencionan constantemente las personas, especialmente de la Costa, que trabajan desde las 06:00 en el patio de comidas.

También en la Terminal hay un espacio para platos como los secos de pollo y carne, guatita, la famosa “banderita” que fusiona los secos antes citados con la guatita; además de pollo broster, chaulafán, entre otros. 

Los dueños de los locales, como es el caso de Fátima Freire de 49 años de edad y oriunda del cantón Puyango -ubicado en la frontera sur de la provincia de Loja- distinguen con facilidad los rasgos y personalidades de sus comensales.

“Nosotros, los 20 propietarios de los locales de comida, distinguimos a nuestros clientes por el acento en su voz, sabemos si es quiteño, lojano, cuencano o costeño”, dijo Fátima, quien aseguró que sus clientes de la provincia del Cañar son más temperamentales que la gente de Loja, que son “alivianados”.

La Terminal también es un espacio artesanal en medio del bullicio que originan las miles de personas que lo visitan diariamente. Se puede observar a mujeres que llegan apresuradas a las boleterías para comprar los tickets para viajar a algún sector del país, usando prendas de vestir como polleras bordadas, chales y sombreros característicos de la Sierra.

Maribel Acevedo muestra a Elsa Lucero artesanías que se venden en la terminal de Cuenca. XCA

También en las vitrinas de los locales se conoce de las tradiciones de las 24 provincias del Ecuador. Se observa, por ejemplo, imágenes de la Chola cuencana (símbolo del Azuay); los ponchos y bufandas de lana elaboradas por los otavaleños (Imbabura), así como los recipientes tejidos en paja toquilla de las zonas costeñas.

La Terminal de Cuenca, para algunos criticada porque en sus alrededores se tiene que lidiar con los problemas de la inseguridad y la prostitución, es uno de los principales puntos de encuentro del Austro del país. En el lugar se puede aprender mucho de la cultura si se le presta más atención a su cotidianidad. (BPR)-(I)

DETALLES

-En la Terminal de Cuenca funcionan al menos 165 negocios, de los cuales 20 están en el patio de comidas.

-Desde la Terminal Terrestre se viaja a diferentes partes del país; sin embargo, la mayor cantidad de usuarios se dirigen o vienen de Quito, Guayaquil, Azogues, Cañar, Machala y Loja por las actividades comerciales. 

Salir de la versión móvil