Futuro gabinete

EDITORIAL | El Presidente electo, Guillermo Lasso, ha dado a conocer paulatinamente los nombres de buena parte de su próximo Gabinete Ministerial, en los cuales, figuran a más de una exparlamentaria, personajes del sector privado, profesionales de diversas ramas y ciudadanos que tendrán la trayectoria apropiada para el efecto, de acuerdo a la óptica del Mandatario y su equipo de trabajo.

A la luz de la penosa experiencia sucedida en el actual Gobierno, próximo a terminar su mandato, las carteras de Estado se han manejado, salvo contadas excepciones, en manos de personas que demostraron improvisación y falta de coordinación, tal es el caso por ejemplo de los ministros que se sucedieron en el área de Salud, sobre todo durante la pandemia, donde demostraron no pocos de ellos incompetencia, cuando no, ser propensos a situaciones poco éticas, como el disponer las vacunas a familiares de un ex ministro del área.

Por ello, es de esperar que el equipo gubernamental escogido por el nuevo Jefe de Estado, posea los perfiles y, sobre todo, la experiencia necesaria para gestionar las diversas secretarias de Estado, para lo cual, se necesita no solamente los títulos profesionales requeridos, sino también sentido común y prudencia, sobre todo, en áreas sensibles como el ministerio de Gobierno, donde manejar y resolver la serie de conflictos sociales inevitables en cualquier administración, pone en prueba las capacidades de negociación, sin dejar de lado, por supuesto, la firmeza que sea necesaria en casos de violencia y desorden.

Igualmente, en el Ministerio de Salud hace falta una persona de total idoneidad para continuar y acelerar, conforme lo ofrecido por el nuevo Mandatario, el plan de vacunación que alcanzaría a 9 millones de conciudadanos durante los primeros cien días de gobierno, meta difícil, sin duda alguna, pero que, al estrenarse el Presidente Lasso con aquella oferta, su credibilidad será puesta a prueba en la vacunación comprometida a los ecuatorianos. (O)

publicidad