¡La humanidad en apuros!

Hernan Deleg Pacheco

Se sabe que la Tierra está enferma y que hay que hacer algo. Aunque algunos países adoptan diversas medidas, contra la mayoría de los trastornos medio-ambientales: China-Rusia EEUU. Después de la II guerra mundial se cargaron barcos con 120.000 toneladas de sustancias toxicas, mayormente gas mostaza y fosgeno, y fueron hundidos en el mar…La Organización mundial de la Salud asegura que entre el 5 y el 6 % de las muertes anuales en el mundo se deben a la contaminación del aire. Tan solo en Ontario (Canadá), este tipo de contaminación produce perdidas en más de 1000 millones de dólares en concepto de gastos médicos y absentismo laboral.

La revista Asiaweek informa que gran parte de la contaminación atmosférica procede de las emisiones de los vehículos. Los motores diésel y de dos tiempos son generalmente los peores, pues expulsan grandes cantidades de diminutas partículas que quedan en suspensión y ocasionan numerosos trastornos de salud. La misma revista señala: “Que los efectos de la polución como el humo procedente del gasóleo es cancerígeno”.

Todos los días los diarios señalan: La muerte de miles de peces o crustáceos en alguna playa, como consecuencia directa y visible del control insectil, es alarmante los efectos desconocidos en su mayoría y por consiguiente imposible de medir; por los plaguicidas llegando a los estuarios indirectos a través de ríos y torrentes. Sabemos que los plaguicidas contenidos en las corrientes que atraviesan granjas y bosques van a para al mar.

LA ONU advierte, que el mundo se ve amenazado por la escasez de alimentos, y destaca que los desastres naturales, el cambio climático y las enfermedades que atacan a los cultivos, se ve agravado por la pandemia de la covid-19. ¿Qué Hacer? Miles de respuestas. (O)

publicidad