Persecución a el cóndor

Nicanor Merchán Luco

El día miércoles apareció en Facebook una foto en la que el ciudadano Carlos Clavero asoma mostrando a un gigante cóndor andino muerto en sus manos publicado por el andinista Hernán “negro” Aguirre. Al respecto el andinista Fabián Jaramillo, asegura que la foto no es de el Ecuador sino del lugar de Misiones en Argentina, el que envía a un señor de apellido Clavero de ese mismo lugar, pero el andinista Víctor Hugo Dávila dice que esta foto es vieja, difundida hace ya cerca de dos años en el sector del Puetate en el cantón Girón; sea del lugar que fuese la persecución al cóndor sigue presente.

La persecución al cóndor “Vultur Gryphus” en el Ecuador es peor, de todas partes de la región andina llegan noticias de que se ha envenenado o se ha disparado al cóndor porque esta ave come al ganado, lo que es una mentira puesto que es un ave carroñera que se alimenta de animales muertos y así entonces no es un ave de rapiña. Para proteger al cóndor se requiere una campaña para cuidar a esta especie. Hay que recordar que para la cultura Kichua y Aymara del Perú el cóndor es un animal sagrado puesto que representa la grandeza.

El cóndor para el Ecuador es un símbolo nacional ya que se encuentra en nuestro escudo de armas. El cóndor andino es considerado entonces un símbolo espiritual, es considerado el rey de los Andes, esta ave majestuosa se halla a lo largo de nuestro callejón andino y ha sido localizado también en lugares sobre los 5 mil metros de altura, es un ave que se encuentra entre las más grandes del mundo y para la cultura inca era considerada como la mensajera de los dioses. Si no hacemos una acción conjunta para proteger a esta hermosa ave, en poco tiempo habrá desaparecido el Ecuador. Cuidemos al cóndor. (O)

publicidad