Dispendio injustificable

Marco Carrión Calderón

No solo que Moreno no deja la “mesa servida” al nuevo gobierno, sino que, a pesar de eso, deja la mesa llena de “camareros”, para seguir la metáfora utilizada. Con una irresponsabilidad extrema deja una enorme e innecesaria cantidad de funcionarios que nada hacen salvo cobrar jugosas remuneraciones.

El portal “4 pelagatos” ha revelado que la Secretaría General de la Administración tiene 890 personas y dice: “hay un gabinete, otro gabinete que coordina al gabinete, otro gabinete que controla o asesora al gabinete…”  No hubo dinero para trabajar eficientemente, pero si hubo para llenar de gente las dependencias del Estado al más puro estilo correísta y clientelar, dejando a muchos de aquellos con nombramientos, es decir asegurando que se queden definitivamente. ¿Es esa la austeridad que el gobierno debe tener en una crisis como la actual?

Por si esto fuera poco Moreno fue a Miami el 5 de mayo para participar de 12:15 a 13:00 p.m. en el foro “Defensa de la democracia en las Américas”, pero fue con una comitiva de más de 30 personas –“como si se trata de un viaje de grado”, dice el antes citado portal- de gentes que nada tienen que ver con el asunto, del 4 al 7 de mayo y algunos del 1 al 8. Se nota claramente que es un paseo pagado con fondos del Estado para una serie de funcionarios. Además de asistir 45 minutos a la exposición de su jefe ¿Qué hicieron?… ¿Paseos, compras…?

Estas son las cosas que nos confirman en el criterio de que no ha habido austeridad y manejo correcto de los escasos dineros del país. Este Presidente se ha caracterizado por ser poco delicado en este aspecto, pero se llena la boca pregonando que el país carece de recursos hasta para lo más necesario.

Eso es “darse humos” y por la despedida de un cargo inmerecido hacer un gran paseo con toda su gallada. Es vergonzoso, por decir lo menos. (O)

publicidad