El alza del diésel genera el reclamo de los gremios de transporte

Dirigentes de los buses urbanos anunciaron paralización por falta de recursos. XCA
intext

Ante un nuevo incremento en el precio del diésel y las gasolinas Ecopaís y Extra, los transportistas de buses urbanos, carga pesada, taxis y de servicio mixto, en Cuenca, anuncian medidas extremas como la paralización.

Hasta el 10 de junio de 2020 el galón (gal) de diésel costaba un dólar. Al mes siguiente pasó a 1,039 dólares; en agosto subió a 1,088; en septiembre a 1,136; en octubre a 1,185; en noviembre 1,758 y en diciembre a 1,30.

Para enero de 2021 se ubicó en 1,33; para febrero en 1,37, para marzo en 1,407 y para abril en 1,44. Actualmente, en mayo, está en 1,48. Esto demuestra un aumento progresivo.

En lo que respecta a la Ecopaís y Extra, que son las más consumidas, en noviembre de 2020 tenían un precio mínimo de 1,75 y un máximo de 1,758. Ahora cuestan 1,99.

Finalmente, la gasolina Súper tiene un precio liberado, pero la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables (ARC) recomienda un valor de venta de 3,00 dólares.

publicidad

Buses

Manolo Solís, presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC), que representa a los 475 buses urbanos de este cantón, anunció que las bases de este gremio han resuelto paralizarse desde la próxima semana.

Indicó que antes diariamente por cada bus necesitaban en promedio unos 35 dólares para cargar diésel y que ahora requieren incluso hasta más de 44 dólares.

A esto se debe sumar que estas unidades, debido a la pandemia por la Covid-19, deben circular con una capacidad limitada de 75%, y 50% en ocasiones, lo que representa menos ingresos.

A decir de Solís, este gremio mantiene una deuda de casi 60 millones de dólares con la banda privada, producto de créditos para renovar la flota vehicular total.

Por eso ahora pide al Municipio de Cuenca y al Concejo Cantonal de Cuenca que se haga un nuevo estudio para una actualización de la tarifa, que actualmente es de 30 centavos de dólar.

Plantón

En rechazo a la nueva alza de los combustibles, propietarios de camiones, trailers y volquetes ayer decidieron estacionarlos en la avenida De Las Américas, a la altura de la ciudadela La Católica, al norte de la ciudad.

Marcelo Orbe, presidente de la Asociación de Transporte Interprovincial Pesado del Austro (ATIPAC), indicó que ya no cuentan con recursos para comprar diésel que para sus unidades puedan trabajar.

“Los distribuidores de combustible nos están exigiendo compras de contado, ya no nos quieren dar crédito porque la economía de los compañeros se ve reflejada ya en moras y falta de recursos…”, declaró.

Y agregó: “ya no podemos seguir sacando de nuestros propios ingresos un subsidio que nos ha quitado el gobierno, no a los transportistas, sino al comerciante, al industrial (…)”.

De acuerdo con Orbe, además hay una sobreoferta en este servicio, pues según dijo, en el país solo 120.000 de los 300.000 vehículos de carga tienen trabajo constante.

Para Raymundo Arpi, director de la Federación Nacional de Transporte Pesado del Ecuador (Fenatrape), hasta la fecha el incremento del combustible alcanza el 46%, lo que ha provocado una grave afección.

“Algunos compañeros todavía tienen compromisos que cumplir, están comunicando a las empresas o para donde trabajen, que tendrán que retirarse porque definitivamente no podemos trabajar a pérdida…”, dijo.

Añadió: “quizá el gobierno se sensibilice, debe congelar los precios de los combustibles… A los mercados lo que viene del centro y norte del país: legumbres, frutas ya está llegando con precios caros…”.

Taxis

Patricio Padilla, presidente de la Asociación Frente Unido de Taxistas (AFUT), en Cuenca, anunció que este gremio del transporte también contempla la posibilidad de parar sus unidades.

Explicó que cada taxi consume en promedio entre ocho y 10 galones (gl) de gasolina por día, por lo que el incremento representa un grave impacto a la economía de este sector del transporte público.

Detalló que desde el mes de octubre de 2020 el incremento ha sido de 53 centavos (por galón), y que el precio de la carrera mínima se mantiene en 1,39 en el día y en 1,67 en las noches, desde 2016.

“A lo largo de estos meses hemos pedido reuniones y la congelación de los precios del combustible, pero este gobierno ha sido indolente, insensible y no ha escuchado a este gremio…”, expresó.

“El gobierno debe entender que más allá de nosotros como taxistas que prestamos el servicio a los ciudadanos, con el incremento del precio del combustible sube todo…”, insistió.

Subsidio

El alza de los combustibles inició a partir de julio de 2020 tras la emisión del Decreto Ejecutivo No.1054, del 19 de mayo de 2020, que reformó el Reglamento de Regulación de Precios de Derivados de Petróleo.

Con esto se comenzó a aplicar un nuevo sistema de bandas de valores que están directamente relacionados con el precio del barril del petróleo referencial West Texas Intermediate (WTI).

Para Juan Pablo Almeida, economista, el incremento del precio del diésel, y de las gasolinas Ecopaís y Extra, inevitablemente provoca que otros productos, especialmente, alimentos, se encarezcan.

“Acá a Cuenca llega gran cantidad de alimentos cultivados en el centro y norte del país, y si usted va al mercado ya podrá ver que hay un incremento, y eso afecta a todos…”, precisó.

Almeida señaló que el Estado, de acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas, con la liberación del precio de los combustibles ha ahorrado unos 1.000 millones de dólares en un año.

“Creo que una solución con la que coincidimos varios economistas no es subsidiar el combustible, sino establecer compensaciones económicas a determinados sectores para que sigan produciendo…”, precisó.

Detalles

En noviembre del 2020 el Gobierno Nacional inició la eliminación gradual al subsidio de combustible que le cuesta al país más de 1.000.000 de dólares cada año.

Desde el 1 de mayo se aplica un incremento del 15% al precio de los pasajes que cobran los buses de servicio de transporte interprovincial e intercantonal.

A partir de julio de 2020 con la emisión del Decreto Ejecutivo No.1054, del 19 de mayo de 2020, comenzó un incremento progresivo de los precios de los combustibles. (I)