¿Hay verdaderos ciudadanos?

Análisis político Marco Salamea Córdova

A propósito del término ciudadanía tan usado en el discurso político”, es pertinente aclarar conceptualmente que lo que en realidad significa dicho término.

La ciudadanía no es una condición de las personas que tiene que ver con su pertenencia a un determinado territorio nacional o a un país, o que tiene que ver con el hecho de tener rasgos comunes de tipo étnico-cultural. Esto nos convierte en pobladores o habitantes, pero no en verdaderos ciudadanos.

La ciudadanía tiene que ver, en primer lugar, con la posesión y ejercicio de un conjunto de derechos por parte de las personas que habitan un territorio o un país; a saber: derechos civiles, derechos políticos, derechos sociales y derechos culturales

Los derechos civiles son aquellos que expresan el compromiso de las leyes y del Estado para respetar y hacer respetar ciertos ámbitos relacionados con la vida de cada persona: derechos a la vida, a la integridad personal, a la seguridad, a la libertad, etc.

 Los derechos políticos son aquellos que expresan el compromiso de la legislación y de la autoridad pública para posibilitar laparticipación de los ciudadanos en el ámbito de la vida pública o política. Así: el derecho a elegir y ser elegido, el derecho de cada ciudadano a un voto, el derecho a expresarse y organizarse políticamente, etc.

publicidad

 Los derechos sociales son aquellos que traducen el compromiso de la legislación y de la autoridad pública para asegurar unos niveles satisfactorios de vida a todos los miembros de la sociedad: derechos al empleo, a una remuneración digna, a la salud, a la educación, a la vivienda, a la seguridad social, etc.

Los derechos colectivos son aquellos que dan énfasis a los derechos de las naciones y de otras colectividades, como el derecho a la identidad cultural y a un medio ambiente sano.

Por lo tanto, en sentido estricto, ciudadano o ciudadana es aquella persona que tiene pleno conocimiento de cuáles son sus derechos, y que se organiza y lucha para ejercerlos o hacerlos cumplir.

Pero también, para ser un verdadero ciudadano(a) a más de la posesión de derechos se requiere el ejercicio de las responsabilidades ciudadanas, responsabilidades que tienen que ver, principalmente, con la participación de las personas en los temas públicos o políticos. (O)