Y la justicia, qué

María Isabel Cordero

OPINIÓN | El Informe de DDHH LGBTI Ecuador 2020, realizado en el marco del proyecto “Adelante con la Diversidad II”, deja un resultado catastrófico para el país; pese a que la Constitución asegura “cero tolerancia” al odio y la discriminación, estos delitos ocurren a diario contra la población LGBTI, demostrar que ocurrió discriminación, odio o prejuicio ante la justicia, resulta casi imposible.

El año pasado resonó el caso de Javier Viteri, joven gay que fue asesinado con 87 puñaladas por un conscripto militar, lo que califica como un delito de odio; la Fiscalía lo presentó como un asesinato, pese a la presión de las organizaciones defensoras de derechos humanos.

El Informe 2020 plantea que avances importantes como el matrimonio civil igualitario o el reconocimiento de las familias homoparentales, no significan nada cuando la Asamblea, hasta la fecha, no hace los cambios legislativos pertinentes y no prioriza los temas de poblaciones vulnerables.

Con un nuevo periodo presidencial y legislativo, más las promesas por garantizar los derechos hasta ahora pisoteados, esperamos que el próximo Informe dé algunas luces a favor de los menos favorecidos. (O) ([email protected])