“Rambo” cuencano nuevamente duerme en aceras de avenida Loja

Tras clausura de centro de adicciones se truncó el proyecto de rehabilitación del “Rambo” cuencano.

El “Rambo” cuencano es Iván Valverde, de 49 años, quien afrontaba el reto de la rehabilitación, pero el proyecto fue truncado por la clausura del centro de tratamiento.

El “Rambo” cuencano nuevamente está en las calles. Él afrontaba el reto de la rehabilitación para dejar el consumo de licor, pero todo fue truncado. Ayer, nuevamente él pernoctaba sobre una acera de la avenida Loja, sobreviviendo a su suerte.

La razón es que fue clausurada la comunidad terapéutica de adicciones “Hogares Libertad”, donde “Rambo” estaba internado. De esta forma, todas las personas (en total 16) que eran parte del proyecto de rehabilitación fueron sacadas del sitio.

Cristopher Plaza, coordinador del centro Hogares Libertad Cuenca -comunidad terapéutica de adicciones-, explica que con la clausura por parte de la entidad de control se hizo daño a varias familias que eran beneficiadas con el funcionamiento de la fundación.

Plaza detalla que el centro fue puesto en marcha sin fines de lucro, por lo que se ayudaba a varias personas indigentes que padecían del alcoholismo y que para solucionar los aspectos económicos se recibía donaciones. Tampoco se contaba con aportes gubernamentales y les tocaba hacer autogestión. Mes a mes se busca ayudar a la gente. Explica que la razón de la clausura es porque las autoridades calificaron al centro como un sitio que tiene fines de lucro. Señala que es incierto que el centro vuelva a funcionar. Mientras tanto, quedaron inconclusos los proyectos de rehabilitación.

El conocido como “Rambo” cuencano es Iván Valverde, de 49 años, quien estuvo internado por dos meses y ocho días en la comunidad terapéutica de adicciones. En ese lapso dejó de padecer alucinaciones o delirios. Hasta comenzó a tener la idea de algún día contar con un taller para elaborar artesanías en cuero. Ahora se torna improbable que él vuelva a ingresar al proyecto de rehabilitación.

publicidad

“Rambo” es un personaje de la urbe que actualmente es identificado por su don de gente y lastimosamente por haber caído en el mundo del alcoholismo. Hay ciertas personas que hasta hace años atrás lo calificaban de delincuente: mencionan que actuaba de forma violenta quizá con el fin de conseguir el dinero para adquirir la bebida.

Este personaje es reconocido porque siempre permanecía acompañado de varios perros sobre las aceras de la avenida Loja o en las cercanías del río Yanuncay.

30 años de

alcoholismo

La última vez que “Rambo” fue entrevistado estaba internado en la comunidad terapéutica “Hogares Libertad”. Allí refirió: “No existe la casualidad, todo tiene un propósito en la vida”.

A pesar de que han transcurrido al menos 30 años de estar sumergido en el mundo del alcoholismo, Iván se mantiene lúcido y recuerda de dónde se origina su apodo. Esa ocasión comentó que en su juventud tenía el cuerpo más fornido y cabello ondulado, además poseía una casaca “milica”, similar a la que utilizaban los militares y que también vestía el reconocido actor en la película de Rambo. Los del barrio le decían eres igualito a Rambo. En ese entonces, la referida película era proyectada en la Casa de la Cultura, refiere.

Indicó también que en su juventud o muchachada, como la califica, eran frecuentes las broncas donde repartía y recibía golpes. “Yo nunca he sido de esos que andan con cuchillo, peor acuhillar o herir a alguien”.

Explicó que siempre le ha gustado la literatura y manejar filosofías de vida, por lo que no le es difícil citar las célebres frases de filósofos y autores de ciertas obras. (I)

– Un grupo de al menos 16 personas estaban internadas en la comunidad terapéutica de adicciones que fue clausurada en el sector Chocarsy, perteneciente a la parroquia Nulti, en Cuenca.

Imagen captada ayer en la avenida Loja, el “Rambo” cuencano pernocta en una acera.