- Publicidad -
Inicio Opinión Editorial Progreso y abusos

Progreso y abusos

En Buena medida la historia de la humanidad y el mejoramiento de las condiciones de vida está estrechamente vinculada a los avances tecnológicos, pero con más frecuencia de lo deseado hay personas que se valen de ellos para fines negativos y a veces perversos. Es muy importante que en el ordenamiento social y legal de los países se tomen en cuenta estos abuses y se legisle con suficiente solidez para controlarlos. El progreso ha sido desde los inicios una secuencia de sueños que se han cumplido con los avances tecnológicos, pero muchas perversidades como las guerras se han tornado más perversas y la capacidad de quitar la vida y destruir de armas avanzadas es inimaginable.

En los años que vivimos, los efectos de la informática, cuya tecnología se ha difundido en todos los niveles, nos hacen pensar en un cambio sustancial de la sociedad en un futuro cercano. Los beneficios son innegables en áreas como de información y comunicación. Al no haber experiencia para regular su uso y posibilitar que cualquier persona mediante las redes sociales pueda informar sobre hechos de interés social sin los debidos fundamentos, crean desconcierto e incertidumbre ya que la confusión es la manera más idónea para generar ignorancia.

Es necesario que se trabaje a conciencia para frenar estos abusos que afectan seriamente los beneficios del uso correcto. Es normal que ante fenómenos no evidentes pueda haber opiniones distintas, pero una cosa es opinar como una visión personal de algo y otra hacerlo como su fuera una noticia confirmada. Es necesario que, con seriedad, pero no precipitación se estudie seriamente el control de estos abusos y, cuando sea necesario, haya sanciones para quienes lo hagan carentes de seriedad. No se trata de una solución fácil e inmediatista, pero si es posible tomar en serio este ordenamiento. Lo que importa es comenzar.

Salir de la versión móvil