- Publicidad -
Inicio Cuenca Moradores piden no destruir
 las áreas verdes de la
 avenida 27 de...

Moradores piden no destruir
 las áreas verdes de la
 avenida 27 de Febrero

En el lugar donde se pretendía construir una plaza estaba un espacio verde que era usado por los niños. Andrés Mazza/El Mercurio

El Municipio de Cuenca suspendió la construcción de una plazoleta, que forma parte de las obras de la ciclovía, en el sector de la avenida 27 de Febrero, luego de una serie de protestas de los vecinos de la urbanización San Marcos y zonas aledañas que empezaron hace más de una semana.

Las críticas hacia la planificación de la obra que tiene como objetivo impulsar la movilidad alternativa llegaron cuando las máquinas iniciaron con la remoción del césped que se extiende junto a la estación número 3 del Cuerpo de Bomberos. De acuerdo con los diseños, en ese espacio estaba planificado construir una plazoleta en donde se ubicarían urinarios y locales de comida.

Sin embargo, los habitantes protestaron al ver que se empezó a levantar el espacio verde y a retirar los juegos infantiles. “No estamos en contra de la ciclovía, que se entienda bien…el tema es por la destrucción de la naturaleza, la destrucción del espacio verde, la destrucción de la orilla del río Yanuncay”, dijo Jaime Cedillo, presidente de la urbanización San Marcos.

Para las intervenciones se retiraron los juegos infantiles que forman parte del parque lineal. Xavier Caivinagua/El Mercurio

En principio no hubo respuesta por parte de los contratistas ni del Municipio de Cuenca. Al contrario, se siguió con la planificación y los diseños establecidos de la obra. Pero los vecinos insistieron en que lo que estaban haciendo los contratistas se contradecía con el concepto que están buscando implementar con las ciclovías.


“La ciclovía fomenta la movilidad ecológica. Es totalmente irónico que se destruya áreas verdes. Los habitantes del barrio Jaime Rosales también nos oponemos, rechazamos la destrucción de las áreas verdes”, dijo Gabriel Maite.

Propuesta

Ayer, a diferencia de las primeras reuniones, se congregaron más de treinta personas que viven en los alrededores de la avenida 27 de Febrero para continuar con las protestas, a las cuales se sumaron Gustavo Morejón, reconocido biólogo de Cuenca. Morejón llegó para solicitar los permisos ambientales, en los cuales debieron basarse los contratistas para intervenir en la zona verde.

Según Morejón, quien lleva un inventario de los árboles de Cuenca a través de su proyecto Save.Bio, precisamente en ese lugar hay árboles que no pueden ser tocados porque están protegidos por ley en Ecuador. “Si remueven los árboles que hemos seguido por cinco años se pierden datos valiosísimos, datos que nos permitirían como ciudadanos enfrentar el cambio climático”, dijo Morejón.

El biólogo Gustavo Morejón solicitó los permisos ambientales para intervenir en las áreas verdes. Xavier Caivinagua/El Mercurio

En medio de las solicitudes y discusión, los vecinos pidieron a un grupo de funcionarios de la Dirección de Participación y Gobernabilidad que respondan a los pedidos. De acuerdo a lo conversado entre los entes competentes, los funcionarios informaron que se decidió suspender la intervención en la zona verde para presentar una nueva propuesta.

La presentación se llevará a cabo el próximo miércoles 7 de julio. Los funcionarios dijeron que a la reunión debían asistir un presidente del barrio y un acompañante; no obstante, los moradores exigieron que la presentación se realice en la misma zona donde se intervino.

A ello agregaron que no querían otro diseño, simplemente que se deje el espacio verde que ya fue intervenido. Se espera que en la próxima reunión haya un acuerdo en el que se respeten los lugares aledaños al río Yanuncay.

Pago de planillas


En los primeros meses del presente año, el Municipio de Cuenca hizo un “recapeo” en la avenida 27 de Febrero y se intervino en algunas aceras que estaban en mal estado. Por los trabajos realizados, los vecinos recibieron ya las planillas de pago que superan los 1.000 dólares. Sin embargo, con la construcción de las ciclovías se rompieron las aceras.


Los habitantes de la avenida 27 de Febrero reclamaron y la respuesta de las autoridades fue que la intervención se hizo con “materiales de mala calidad”.

Si bien algunos habitantes dijeron que en las planillas solo se les está cobrando por el recapeo, sí reprocharon el accionar del Municipio, ya que además del dinero que se gastó para la intervención en las aceras, solo en las obras preliminares que se están llevando a cabo en la avenida 27 de Febrero, y que contempla la destrucción del hormigón y otros trabajos, se gastará 50.447,32 dólares. (I)

Salir de la versión móvil