- Publicidad -
Inicio Salud Coronavirus La recurrencia del cáncer de mama más agresivo disminuye con inmunoterapia

La recurrencia del cáncer de mama más agresivo disminuye con inmunoterapia

The power to fight breast cancer, women wearing pink ribbons for breast cancer campaign on white background

Tal como informado la institución, el estudio KEYNOTE-522, cuyos resultados se presentaron en el congreso de la ESMO (European Society for Medical Oncology, por sus siglas en inglés), se basa en el uso de pembrolizumab durante el tratamiento de quimioterapia preoperatoria, y tras la cirugía, en los estadios II y III de estos tumores.

«Este es un trabajo importantísimo, ya que demuestra por primera vez que la inmunoterapia disminuye las posibilidades de que el tumor vuelva a aparecer en pacientes con cáncer de mama triple-negativo en estadio temprano, lo que probablemente se traduce en un mayor número de pacientes curadas», afirma el director del IBCC, Javier Cortés.

Este ensayo clínico de fase 3 se llevó a cabo en 181 centros de 21 países y se han incluido 1.174 pacientes con cáncer de mama triple-negativo en estadios II y III que no habían recibido ningún tratamiento previo para esta enfermedad.

En el marco del estudio, 784 pacientes fueron tratadas con quimioterapia preoperatoria y pembrolizumab y 390 con quimioterapia preoperatoria y placebo y, tras la cirugía, recibieron nueve ciclos adicionales de pembrolizumab o placebo.

Previamente, en diciembre de 2019, ya se había descubierto que las pacientes tratadas con pembrolizumab presentaban una mayor tasa de respuesta completa patológica, pero ahora, a los 36 meses de seguimiento, se constata que las del grupo de pembrolizumab presentaron un 8,1 % menos recurrencia de la enfermedad (15,7 % frente al 23,8 %).

Según los especialistas, estos datos implican que la tasa de supervivencia libre de eventos (EFS) fue del 84,5 % en las pacientes en el grupo de pembrolizumab en comparación con el 76,8 % de las pacientes asignadas al grupo placebo.

El cáncer de mama triple-negativo es el subtipo de cáncer de mama más agresivo y el que peor pronóstico tiene. Se caracteriza por la ausencia de expresión de receptores hormonales y del receptor HER2, representa alrededor de un 15 % del total de estos casos oncológicos diagnosticados, y la inmunoterapia es una de las vías de investigación clínica más importantes para estas pacientes.

Por su parte, el pembrolizumab es un anticuerpo monoclonal dirigido contra el receptor de PD-1 que se encuentra en la superficie de los linfocitos y actúa estimulando el sistema inmunitario para destruir las células cancerosas.

Este fármaco ya fue aprobado por la agencia americana del medicamento (FDA) en combinación con quimioterapia para el tratamiento de primera línea de pacientes con cáncer de mama avanzado triple-negativo con expresión de PD-L1.

Los resultados alcanzados con la inmunoterapia en pacientes con cáncer de mama avanzado triple-negativo llevaron a explorar estos agentes en pacientes con cáncer de mama triple-negativo sin metástasis, con el objetivo de disminuir las recurrencias, que suelen darse en un corto período de tiempo.

«En este contexto existe una gran necesidad de encontrar nuevas terapias para mejorar los resultados de la quimioterapia. Dada la actividad de la inmunoterapia en estos tumores, los resultados del estudio KEYNOTE-522 pueden tener un gran impacto en la práctica clínica y cambiar el tratamiento estándar de un importante número de pacientes», añadió Cortés. EFE

Salir de la versión móvil