“Samy” Arévalo: «Llego a Tokio con experiencia, trataré de explotarla al máximo»

La nadadora ecuatoriana clasificó a los Juegos Olímpicos en el Preolímpico de Portugal.

Samantha Arévalo entrena en Francia junto a una veintena de atletas de diferentes nacionalidades. Cortesía
Publicidad

La ecuatoriana Samantha Arévalo clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio en el Preolímpico de Aguas Abiertas 10 kilómetros, cita que tuvo lugar en Setúbal-Portugal.

“Samy”, conocida así por familiares y amigos, actualmente reside en Montpellier-Francia, en donde entrena junto a Philippe Lucas y a la par estudia francés.

Después de sellar su pasaporte a sus terceros Juegos Olímpicos (antes estuvo presente en Londres 2012 y Río 2016), la representante de Morona Santiago, de 26 años, conversó con Diario EL MERCURIO. A continuación, las reacciones de la “Sirenita Amazónica”:

¿Cómo vivió el Preolímpico de Setúbal?

Fue una prueba complicada. Estuvo fuerte, sobre todo las dos últimas vueltas. Tuve que tratar de mantener en el lugar que me encontraba porque ya no tenía fuerza como para pensar en algún remate. Pero gracias a Dios pude mantenerme en el puesto y ubicarme entre los 10 primeras.

publicidad

¿Qué se viene ahora previo a su participación en Tokio?

La preparación nunca para. Estuvimos con cargas altas hasta los últimos días, teníamos muchas ganas de clasificar, había mucha confianza dentro del equipo.

Me regresé este lunes a Francia para continuar mi plan de entrenamientos desde el martes. Mis rutinas contemplan 10 jornadas de natación y tres de gimnasio a la semana. A parte tenemos calentamientos y estiramientos antes y después de cada sesión…

Ahora con la certeza que estamos clasificados a Juegos Olímpicos, trataré de seguir dando lo mejor en cada uno de los entrenamientos.

Mi entrenador Philippe Lucas, quien es muy exigente y metódico, ya tiene la planificación que vamos a afrontar en Montpellier. Vamos a mantener las cargas y las bajaremos solamente en los últimos días antes de participar en Juegos Olímpicos.

Será su tercera participación en Juegos Olímpicos, ¿se puede hablar de una Samantha Arévalo más madura?

Sí. Justamente comentaba esta apreciación con el Comité Olímpico Ecuatoriano. La natación es un deporte que cada año vemos a nadadores más jóvenes sobresalir, haciendo que el nivel incremente muchísimo, sin embargo, pienso que definitivamente la experiencia también es fundamental.

En mi caso personal llego a Tokio con experiencia, trataré de explotarla al máximo con el objetivo de representar de la mejor manera a mi país. Me atrevo a soñar, a pesar de que mis rivales son muy fuertes y en mi disciplina no hay muchas referencias en cuanto a tiempos, pues depende mucho de las condiciones y la adaptación de cada una.

¿La decisión de ir a Europa empieza a dar frutos?

Sí. Son cinco años que estoy fuera de mi país, fuera de mi casa. Sin embargo, creo que todo sacrificio tiene su recompensa, pues este fin de semana pude clasificar a Juegos Olímpicos…A estas alturas considero que fue una decisión acertada venir a Europa, primero a Italia y luego a Francia.

¿Viajará directamente de Francia a Tokio para los Juegos Olímpicos?

Sin duda estos Juegos Olímpicos serán diferentes debido a las restricciones y medidas de bioseguridad que se implementarán por la pandemia.

Por tal razón estamos en permanente contacto con el cuerpo técnico del Comité Olímpico para conocer las reglas y los pormenores que debemos seguir en Tokio, entre ellos el itinerario de viaje.

¿Ya perfeccionó su francés?

(sonríe) Sigo con las clases de francés, tuve que parar la última semana para concentrarme en el Preolímpico. Sin embargo, trato de avanzar cada día.

¿Ya se ha adaptado a Francia?

Sí. Montpellier, es una ciudad bonita. Me encanta tener nuevas experiencias, conocer nuevos lugares, sin embargo, siempre voy a extrañar a la familia y amigos.

Estoy muy contenta de estar en Francia, me gusta mucho, en especial por el ambiente en donde entreno, ya que estoy rodeada por mis compañeros de equipo. Somos alrededor de 20 atletas de diferentes nacionalidades.

Prácticamente ellos se han convertido en mi familia, incluso, en Setúbal celebramos la clasificación de otros tres deportistas a los Juegos Olímpicos.

¿Cómo está el apoyo de la empresa pública y privada?

En mi caso debo destacar el apoyo de CRISFE. Soy muy agradecida con esta fundación porque siempre me han estado presentes en mis diferentes capítulos, desde el colegio, y se han preocupado de Samantha de manera integral, no solamente como deportista.

También debo resaltar el apoyo del Ministerio del Deporte, a través del Plan de Alto Rendimiento y el respaldo de la Federación Ecuatoriana de Natación.

¿Cuál es su mensaje final?

Quiero felicitar a todos mis compañeros que se encuentran clasificados a Juegos Olímpicos. Conozco el compromiso que tiene cada atleta con nuestro querido país. (D)