Mejorar el paisaje

Nicanor Merchán Luco

Publicidad

Ahora que se empieza a construir la ciclovía en esta ciudad, algunas márgenes de los ríos han sido intervenidas y reducido su espacio natural sin la respectiva licencia ambiental con el propósito de realizar tal construcción. De manera general las innumerables infraestructuras que cruzan los ríos, las edificaciones, los desagües de aguas residuales, las industrias, el hormigón, de manera frecuente interrumpen el flujo continuo del agua por los ríos. Muchas son las causas de alteraciones que sufren los ríos al atravesar por la ciudad, el ecosistema fluvial ha sido intervenido por la acción humana hasta hacer desaparecer algunas quebradas dentro de gigantes tubos o dentro de alcantarillas de hormigón construidos para dar paso al crecimiento urbano.

Afortunadamente contra la intervención del ecosistema fluvial la percepción de la sociedad en los últimos años esta cambiando cada vez con más frecuencia se observa la renaturalización de los cursos fluviales con el propósito de disfrutar de grandes espacios naturales en las márgenes de los rio urbanos. Las orillas pobladas con árboles, arbustos, césped, permiten disfrutar de diversas comunidades de especies de peces y aves que están presentes en las urbes.

Desde la perspectiva ecologista se da cada vez mas valor a las márgenes de los ríos urbanos los que vuelven a ser verdaderos corredores ecológicos con el propósito de incrementar la biodiversidad. Hoy en nuestros ríos se ven hasta aves rapaces como el quililico y el búho, los espacios que estamos quitándoles hoy a las márgenes tienen que ser devueltos en otros espacios. Para incrementar la función del corredor ambiental es necesario devolver un espacio verde a la orilla de los ríos para la contemplación y para un acercamiento de los ciudadanos a los valores naturales del rio. Estos lugares favorecen notablemente a la educación y la sensibilización ambiental. (O)

publicidad