El IESS no está quebrado, está mal administrado

LUIS MUÑOZ MUÑOZ

El economista Víctor Hugo Villacres, economista y expresidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social ( IESS) afirma que el seguro de salud de esa entidad tiene ingresos mensuales que percibe por parte de los afiliados, indicó que mensualmente al trabajador se le descuenta el 5.94% para el seguro de salud, del salario promedio que es de USD.750, lo que significa que cada trabajador paga USD 44 cada mes, que multiplicado por 2.4 millones de afiliados da una suma total de de 108 millones de dólares mensuales, por eso decimos que hay liquidez para el seguro de salud, empero, hay una mala administración de sus fondos, el Gobierno y los Gobiernos anteriores le metieron la mano al IESS, como caja chica, con una descarada desvergüenza que asombra, bajo el pretexto de préstamos, cuyos dinero no se pagan hasta el día de hoy y que suman 5.000 millones, tampoco los 700 mil empleadores morosos le cancelan a la institución la suma de 1.070 millones, cuyos dineros no ha sido recaudados por los administradores del IESS, que más bien han sido ineficientes y complacientes, razón por la cual, en vez de buscar artificiosamente un encuadre, para llegar a la privatización de la seguridad social bajo el ardid que no tiene recursos, se debe entregar la administración a los dueños del seguro que somos todos los ecuatorianos.

Los gobiernos, muy cómodamente no toman decisiones políticas y urgentes para pagar la deuda que nos está perjudicando a todos los afiliados. Es necesario mantenernos firmes para evitar, que la idea peregrina y torpe de privatizar el seguro no progrese, ni se perjudique los intereses colectivos , es hora de que el Gobierno y los empleadores morosos paguen al Seguro Social, lo que adeudan, porque los jubilados y afiliados vamos a defender la Institución si es necesario a sangre y fuego. Ya habíamos dicho en artículos anteriores, que es necesario derogar el Decreto de 1968, de José María Velasco Ibarra, en el cual se reconoce la prestación de servicios a niños menores de un año comprendidos dentro del seguro campesino, en el que un solo afiliado de la familia aporta y se atiende a todo el grupo familiar y en su defecto que se atienda a cada afiliado que pague el Seguro Campesino, para ser equitativos , justos y hablar de igualdad entre los Ecuatorianos, sin discriminaciones odiosas y pretendiendo en forma demagógica y politiquera alcanzar de los campesinos el favor del voto en tiempo de elecciones. (O)