Alerta por ráfagas de viento en Azuay: cinco cantones son los más vulnerables

Hay que tomar previsiones ante la presencia de ráfagas de viento. XCA
Publicidad

En la provincia de Azuay los servicios de emergencia advierten la llegada de fuertes vientos, que incluso pueden alcanzar una velocidad de 70 kilómetros por hora (km/h) y provocar graves daños.

De acuerdo con Angel Montalvo, ingeniero en medio ambiente e investigador en cambio climático, los cantones con mayor riesgo de afecciones son: Pucará, Santa Isabel, Girón y San Fernando, que están en la cuenca del río Jubones.

A decir de Montalvo también pueden presentarse problemas en algunas parroquias del cantón Cuenca, como por ejemplo: Molleturo y Chaucha, que están en el límite con la provincia del Guayas.

Igualmente en algunos cantones que están hacia la zona oriental de la jurisdicción azuaya, como es el caso de: Sígsig, Chordeleg, Paute, Sevilla de Oro, El Pan y Guachapala.

“Ya se han reportado los primeros efectos de estas ráfagas de vientos en los cantones que están en la parte alta de la provincia de El Oro, especialmente, Piñas, Zaruma, Portovelo y Atahualpa…”, indicó.

publicidad

En estos lugares incluso se han registrado daños en las redes de servicio eléctrico de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) y también en antenas de telecomunicaciones.

“El viento se ha llevado techos y ha provocado la caída de árboles… Eso es una muestra de que debemos estar preparados porque agosto se viene con vientos rápidos y fuertes…”, señaló.

Temperatura

Según Marcelo Proaño, ingeniero en medio ambiente, este fenómeno es producto de los cambios de temperatura que se reportan, especialmente, en horas de la madrugada y al finalizar la tarde.

De acuerdo con Proaño, las ráfagas de viento igualmente son el resultado de la diferencia de presión que hay en la atmósfera y al calentamiento. Por eso es que pueden ser de mayor o menor intensidad.

Proaño aseguró que además de esto, el clima en todo este mes está marcado por elevados niveles de radiación solar debido al intenso sol, por lo que la población también debe tomar previsiones ante esto.

“Aunque es algo cíclico no podemos negar que la tierra está reflejando grandes cambios respecto al clima, por eso es necesario no descuidar el debate sobre los efectos de los Gases de Efecto Invernadero (GEI)…”, manifestó.

Proaño sugirió a los propietarios de viviendas revisar las seguridades de los techos, tumbados, puertas y ventanas con el fin de reducir el riesgo de daños por el impacto de los vientos.

Recomendó asimismo a los gobiernos seccionales inspeccionar las zonas donde hay árboles vestustos con el fin de cortarlos o podarlos para prevenir graves accidentes.

Rayos solares

En Cuenca, al menos hasta los últimos días de agosto, la población no debe exponerse directamente al sol, pues puede sufrir graves enfermedades en la piel, incluso cáncer.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMHI) pronostica que en Cuenca y en la provincia de Azuay se registran índices de entre 13 y 16 de radiación ultravioleta (UV). Estos son considerados extremadamente altos.

Pablo Ambrosi, médico dermatólogo, recomendó a la población evitar un contacto directo al sol; y usar protectores sociales y sombreros. Igualmente reducir la utilización de prendas de vestir de color negro.

El clima desde los primeros días de este mes se ha caracterizado por la presencia de cielos despejados y baja cobertura de nubes.